• Regístrate
Estás leyendo: ¡Elecciones que solo se ven en México!
Comparte esta noticia
Martes , 19.03.2019 / 03:09 Hoy

Sociedad y derechos humanos

¡Elecciones que solo se ven en México!

Julián Germán Molina Carrillo

Publicidad
Publicidad

El próximo 4 de junio del presente año, se llevarán a cabo elecciones locales en Coahuila, estado de México, Nayarit y Veracruz; en los tres primeros se elegirá gobernador, pero es sin duda, la entidad mexiquense la que está centrando la atención de todos los especialistas en la materia político-electoral.

Lo anterior, en razón de que ha resultado una elección colmada de situaciones que no terminan de convencer al electorado y que han enrarecido el proceso electoral, aunado a que en dicha entidad no ha habido alternancia en 87 años, por lo que es considerado el bastión más importante del PRI y un referente de las elecciones federales o presidenciales.

El estado de México, gobernado actualmente por Eruviel Ávila, ha sido de vital importancia para el PRI desde inicios del siglo pasado, por lo que de ganar la alternancia en dicha entidad significaría una dura derrota para el Revolucionario Institucional rumbo a 2018.

A pesar de que actualmente dicho partido, también gobierna en Nayarit y Coahuila, es el estado de México, donde los resultados generarían el mayor impacto político por ser la entidad con el mayor número de votantes a nivel nacional, además de ser la tierra del presidente Enrique Peña Nieto.

Asimismo, parte de los acontecimientos que enrarecen este proceso electoral son: que el candidato priista Alfredo del Mazo resulta ser primo en tercer grado del presidente de México, y también de la secretaria general del PRI, Carolina Monroy del Mazo; lo que nos hace pensar en un retroceso a formas monárquicas de sucesión en el poder en dicha entidad, esto sin contar que el papá y el abuelo del hoy candidato también fueron gobernadores en el pasado del mismo territorio.

Josefina Vázquez Mota la ex candidata presidencial, hoy pretende gobernar el Estado de México, aun a pesar del descredito que le heredó su campaña presidencial y en medio del escándalo originado por su declaración 3 de 3, así como por el nivel de vida que presumen sus hijas en redes sociales.

Delfina Gómez la ex alcaldesa de Texcoco se convirtió en la candidata única del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), al gobierno del Estado de México, gracias a su bondadosa prestancia a ser la sombra del dirigente nacional de su partido, aunque no pueda presumir de tener un círculo de amigos de muy buena reputación ya que la agencia Quadratin publicó documentos e imágenes que vincularían a la candidata, como tía de Alonso Nissim Gómez, a quien se le sentenció a 110 años de prisión y más de un millón de pesos de multa, por el delito de secuestro.

A todo lo anterior súmele, la falta de capacidad de los tres candidatos punteros para realizar una política de calidad, donde su preparación y propuestas sean la base de sus candidaturas, ya que los tres han basado su fuerza política en decir que uno es menos corrupto que el otro, penoso incidente realizado a nivel nacional y en directo a través de la televisión en el debate, que por cierto cada uno cree que ganó.

Con todo esto, resulta entendible por qué en este proceso electoral han sido interpuestas más de 82 quejas y denuncias por distintas violaciones a la Ley Electoral ante las autoridades y órganos electorales, sin que hasta la fecha alguna de ellas, haya representado una verdadera solución a las mismas, por lo que distintos actores y principalmente la candidata del PAN, han expresado que acudirán a instancias internacionales en busca de garantizar elecciones limpias e imparciales, y se sancionen conforme a la Ley a los candidatos y partidos que violen el marco legal electoral.

Y para ponerle la cereza al pastel, resulta que las elecciones en el Estado de México pasarán a la historia como las elecciones estatales más costosas de la historia, después que el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) negó reducir el tope de gastos de campaña, que asciende a 285 millones 566 mil 771 pesos, dicha cantidad significa que, cada candidato a gobernador podrá gastar 4 millones 759 mil pesos diarios, elección casi tan cara como la presidencial en 2012, ya que representa una cantidad equivalente al 86% del tope de gastos de campaña de ese proceso electoral.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.