• Regístrate
Estás leyendo: 800 HRS no garantizan el Hall de la Fama
Comparte esta noticia
Lunes , 25.03.2019 / 20:37 Hoy

800 HRS no garantizan el Hall de la Fama

Publicidad
Publicidad

Libanato Faraco, de Mexicali, pregunta: ¿Puede publicar la Regla para la elección automática al el Hall de la Fama de Cooperstown?”.

Amigo Libo: Esa Regla no ha existido hasta ahora, y todo anuncia que no se aplicará jamás. Un bigleaguer que saque 800 jonrones no iría automáticamente a un nicho de la casona, como no ha llegado Pete Rose con 4 mil 256 incogibles, y tampoco Barry Bonds con sus 762 jonrones. La elección depende de mucho más allá que los valiosos números. No, no hay elección automática. Si existiera no haríamos falta los electores.

Rafael A. Vásquez, de Lima, Perú, pregunta: “¿Cuál de los lanzadores Roy Halladay o Andy Pettitte tiene más chance de ser elevado a Coooperstown? ya que serán candidatos el año que viene”.

Amigo Rafa: Son dos excelentes pitchers, pero no para llegar en el primer intento. Quizá a Andy Pettitte le perjudique su historia con los esteroides. Halladay debe ser electo en su cuarto o quinto año.

Germán Orozco de Tijuana, pregunta: “¿Por qué no haces el programa ‘Lo Mejor de la Semana’? el cual a través de la televisión hacía sentir pasión por el juego… Y los peloteros escogidos en el draft de junio en Estados Unidos, ¿pueden ser enviados a la Domínican Summer League o a la Venezuelan Summer League?”.

Amigo Germ: Cuando terminó la etapa de 21 años de Mell Alen en inglés, y yo en castellano, la gente de la oficina del comisionado trató de continuar con el programa, pero solo lo hicieron durante una temporada… Esas Ligas de Dominicana y Venezuela son nutridas con alumnos de las Academias, donde enseñan inglés cultura de EU, además de cómo jugar profesionalmente. Los estadounidenses del draft no necesitan prepararse así, y se sienten mejor en las Ligas de novatos de su país.

Rodolfo Ventura, de Chetumal, opina: “Cuando uno va a un juego de beisbol con toda la familia, es mejor que un día de campo, porque se disfruta todo, el juego con las estrategias de los mánagers, los batazos, atrapadas la comida, golosinas, refrescos y la cerveza. No nos importa el tiempo que dure tanta felicidad, porque vamos a eso, a divertirnos, y sabemos que así es el béisbol. No hay límite de tiempo”.

Se refiere Ruddy a la culopicosidad que ha atrapado a Rob Manfred en las últimas semanas, tratando de bajar el tiempo de los juegos de Grandes Ligas sin que nadie se lo pida, más allá de las cadenas de televisión.

jbeisbol5@aol.com

twitter:@juanvene5

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.