• Regístrate
Estás leyendo: Se solicita Presidenta progresista y liberal
Comparte esta noticia
Lunes , 22.04.2019 / 19:11 Hoy

Doble fondo

Se solicita Presidenta progresista y liberal

Juan Pablo Becerra-Acosta

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

Apenas han transcurrido 121 días desde que empezó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Cuatro meses. Este sexenio va a parecer eterno…

Falta muchísimo tiempo para pensar quién será la persona ideal para suceder al actual Presidente. No es algo que debería preocupar a nadie hasta dentro de unos cuatro años, hasta mediados de 2023), pero, una vez echado el PRI de Los Pinos por segunda vez (se ve tan pequeño ahora, con su soberbia, su insolencia, su corrupción), y una vez asentado el nuevo presidente en el poder (con su conservadurismo, su intolerancia, sus excesos y ocurrencias), y con la oposición reducida a nada (¿qué son el PAN y el PRD, sino el pasado?), hago un pequeño ejercicio de prospectiva político-electoral: me gustaría que alguien liberal llegara a la Presidencia de la República.

No estaría nada mal que fuera una mujer exitosa. En un país tan misógino, machista y acosador como el nuestro, una mujer eficiente y de avanzada en Palacio Nacional haría mucho bien a la sociedad.

Podría ser Claudia Sheinbaum, pero… si quiere ser presidenta, tiene que impulsar pronto una agenda política distinta a la de López Obrador. Se tiene que alejar de la vertiente ultraconservadora y cristiana del Presidente, esa posición retrógrada que es como del siglo XIX, y que atenta contra derechos fundamentales no solo de minorías, sino de la mayoría de la sociedad, representada por las mujeres.

Se requiere una mujer presidenta que promueva por todo el país la energía solar, no el uso de carbón. Una mujer que estimule la energía eólica, no la petrolera. Una mujer que incentive vehículos eléctricos, trenes y bicicletas, no armatostes de gasolina y diésel.

Una presidenta que de una vez por todas establezca que las mujeres puedan decidir sobre su cuerpo y maternidad en todo el país, y que si se trata de consultas, solo ellas voten. ¿Por qué tendríamos que sufragar los hombres para decidir sobre algo que compete determinar a las mujeres?

Una mujer presidenta que impulse en todo el país el derecho de cada quien para decidir con quién tiene una relación sexual y de pareja, sea cual sea el género de cada quien, y que por tanto todos los adultos tengan derecho a casarse con quien se les dé la gana, y puedan adoptar a los bebés que puedan mantener.

Una mujer presidenta que promueva el derecho al bien morir, porque todos debemos tener el derecho a decidir si ya no queremos carísimos tratamientos médicos que nos humillen y provoquen estados indignos de sobrevivencia.

Una mujer presidenta que apoye al turismo como eje de la creación de empleos y el desarrollo nacional (no obras faraónicas): la industria turística, hotelera, restaurantera y comercial en cada región tiene el potencial suficiente para detonar el crecimiento del país.

Una mujer presidenta que se lance con todo detrás de los clérigos pederastas y sus encubridores en el poder político y judicial.

Una mujer presidenta que no tenga piedad para combatir secuestradores y extorsionadores, pero que impulse a escala global la despenalización del mercado de las drogas.

En fin, una mujer presidenta con políticas públicas progresistas y liberales que no veremos este sexenio. A ver si Sheinbaum se atreve…

jpbecerra.acosta@milenio.com
@jpbecerraacosta

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.