• Regístrate
Estás leyendo: Exponer y exponerse
Comparte esta noticia
Viernes , 22.02.2019 / 13:07 Hoy

Columna de Juan Noé Fernández Andrade

Exponer y exponerse

Juan Noé Fernández Andrade

Publicidad
Publicidad

Por voluntad compartida con el obispo Luis Martín Barraza Beltrán, el miércoles hubo una misa en la Catedral del Carmen a favor de la paz, seguridad e integridad laboral de los periodistas laguneros. Los sacerdotes Nacho Mendoza y Rafa López la oficiaron ante unos 30 trabajadores de la prensa, familiares y amigos.


¿Pocos? Llegaron quienes aceptamos el complicado entorno que se padece en el país y la Laguna. A muy pocos importa tan estrujante realidad. La palabra ondeó sentida, humana, preocupada por la irracional violencia contra los periodistas.


Rafa recordó a Eliseo Barrón (asesinado en Gómez Palacio en mayo de 2009); también a quienes han caído en el cumplimiento de su trabajo de investigar, informar, denunciar y criticar los actos de corrupción, explotación, abuso, engaño, impunidad… Cito esto porque, como integrante de Voces Irritilas AC, un puñado de compañeros que vemos por la defensa de la libertad de expresión y el respeto a los derechos humanos de nosotros, observamos con especial preocupación el caso del colega Juan Monreal López, hacedor del sitio democratanortedemexico.com y quien, sistemáticamente enjuicia a la alcaldesa (y otros funcionarios) de Gómez Palacio, Durango.


Hacerlo no está mal, y ella lo sabe, o debe saber, por su alto nivel de exposición como figura pública, al menos regionalmente. Pero hay un problema –coincidimos-: los excesos en el tratamiento que le da Monreal incurriendo, mayormente, en señalamientos sin evidencias documentadas por lo que el efecto resulta contrario a su pretensión.


Su crítica obsesiva es arriesgada por la forma inocua de ganar credibilidad. Juan atraviesa dos demandas civiles por daño moral, dolo y perjuicios, presentadas por abogados de la edil, y se ventilan en los juzgados Primero y Segundo con sede en Gómez Palacio.


En su libro Ética, el filósofo mexicano Adolfo Sánchez Vázquez, apunta que la ignorancia no puede eximir a nadie de su responsabilidad, ya que él mismo es responsable de no saber lo que debía saber. Monreal como quienes ejercemos el periodismo, tenemos la obligación de ser absolutamente profesionales en nuestro desempeño.


Dice el obispo Barraza Beltrán, recordando al Papa Francisco: “La violencia empieza cuando distorsionamos la realidad a la medida de nuestros intereses. La mentira nos pierde…”.


ferandra5@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.