• Regístrate
Estás leyendo: El general secretario
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 22:04 Hoy

Cadena de mando

El general secretario

Juan Ibarrola

Publicidad
Publicidad

Para los civiles, calificar quién ha sido el mejor secretario de la Defensa es difícil de definir; para los militares, esta definición no es inquietud, ya que en sus 105 años de haberse consolidado como Ejército mexicano, ni las tropas ni los oficiales, mucho menos los jefes o los generales, han sido desleales, indisciplinados o bien insurrectos a cumplir lo que el alto mando determine para el mejor desempeño de la institución.

En 105 años ha habido 38 generales secretarios, contando al actual. Todos y cada uno han dejado su huella al interior del instituto armado.

Lo complejo de ser secretario de la Defensa es que cada uno debe aportar toda su capacidad y habilidad para que su mando resulte en el mayor beneficio para el país, para los efectivos y por supuesto para la propia secretaría.

El mayor reto que tiene un general secretario es comprender los cambios a los que el país se va a someter durante los siguientes seis años que dura su mando. De lo anterior, debe entonces generar las estrategias correctas para hacer frente a lo que la sociedad demanda; debe conducir al Ejército y a la Fuerza Aérea a un estado en que se puedan combatir amenazas, riesgos y debilidades institucionales, políticas, económicas y sociales.

El sentido de responsabilidad que han demostrado los secretarios de la Defensa es definitivo e irrefutable.

Desde que se mide el desempeño de los secretarios de Estado, los de Defensa y Marina siempre han sido los mejores evaluados, y no por su lealtad al presidente, sino por los resultados obtenidos.

Salvador Cienfuegos no podría ser la excepción. El lunes 19 en la conmemoración del 105 aniversario del Ejército mexicano informó al país sobre el cumplimiento de los cinco objetivos centrales de este sexenio:

1. La transformación del sistema educativo militar en su totalidad.

2. El fortalecimiento de la capacidad operativa de las tropas.

3. El impulso a la equidad de género.

4. La coadyuvancia a las autoridades civiles modernizando la policía militar. En este sentido, la intensa capacitación en materia de respeto a la ley, a los derechos humanos y al uso de la fuerza por parte de todos los efectivos militares.

5. La protección social del personal militar, construyendo unidades habitacionales, hospitales y centros de desarrollo infantil, entre otros. Las becas a los hijos de militares se incrementaron notablemente.

Falta todavía mucho para terminar la encomienda.

Ahí están los resultados.

jibarrolals@hotmail.com
@elibarrola

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.