• Regístrate
Estás leyendo: ¡Corrupción!
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 08:11 Hoy

Cadena de mando

¡Corrupción!

Juan Ibarrola

Publicidad
Publicidad

Hay quienes afirman que la corrupción es genética y que los mexicanos la traemos cargada en nuestro ADN.

Soy de los que todavía creen que nuestro país tiene salvación y ésta quizá no se logra modificando la genética del mexicano sino cambiando las leyes que persigan y castiguen de manera total los actos de corrupción.

Urge que este país comience a tomar acciones concretas para disminuir los actos de corrupción.

El ejemplo de las fuerzas armadas es oportuno en este momento, ya que a pesar de que puede existir algún mal elemento castrense, el castigo que recibirá si es descubierto será muy grande. En el caso de los oficiales tanto de tierra, mar o aire, no solamente recibirán un castigo, también pierden todos sus derechos, antigüedad y reconocimientos que han recibido en su carrera militar. Pierden absolutamente todo.

Ninguna otra institución del gobierno recibe sanciones de esa naturaleza.

Los pasados jueves y viernes se llevó a cabo en el Centro Militar de Ciencias de la Salud el taller “Obligaciones y Responsabilidades bajo el esquema del Sistema Nacional Anticorrupción”, donde participaron las secretarías de la Función Pública, de Marina y de la Defensa Nacional. En este taller participaron 900 funcionarios del gobierno federal de manera presencial y en línea más de mil 100 militares.

En palabras del general Salvador Cienfuegos, para Sedena y Semar “la transparencia, la rendición de cuentas y el combate a la corrupción han sido la más alta prioridad desde el inicio del sexenio.

“Estamos convencidos de que no basta conocer la normatividad y las políticas del nuevo Sistema Nacional Anticorrupción, sino que deben aplicarse, cumplirse y en su caso hacer que se cumplan en todos los niveles de la institución a la cual se pertenezca”, dijo el general secretario.

Para Salvador Cienfuegos, “la aplicación precisa y contundente de las leyes anticorrupción permitirá combatir el fenómeno de la corrupción que tanto ha dañado a la democracia, a la economía; que ha profundizado tanto la desigualdad, ha incrementado la violencia y ha minado la credibilidad de las instituciones”.

Para aplicar correctamente el nuevo sistema, las fuerzas armadas han comenzado una inducción al mismo en todas las unidades, dependencias e instalaciones. Han desarrollado los militares una cruzada desde su sistema educativo hasta el seguimiento puntual y transparente de la conducta que deben tener.

Los militares son soldados y también funcionarios.

Que siga el ejemplo.

jibarrolals@hotmail.com
@elibarrola

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.