• Regístrate
Estás leyendo: ¿Beneficios o atrocidades innegables? / II
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 08:33 Hoy

Cadena de mando

¿Beneficios o atrocidades innegables? / II

Juan Ibarrola

Publicidad
Publicidad

¿Y cuál debe ser la postura? Se debe aceptar a ciegas que las fuerzas armadas cometen atrocidades que son innegables. ¿O nos basamos en los resultados de Sedena y Semar?

Han sido los altos mandos militar y naval quienes han insistido en que, cuando un militar cometa un delito, debe atenerse a todas las consecuencias de las leyes militares y civiles.

Debe reconocerse que efectivamente sí se investiga a los elementos que violan la ley y que, al resultar culpables, se les procesa y se les sentencia.

¿A quién le interesa que las fuerzas armadas sean vistas como una institución que comete atrocidades? No me envuelvo en la bandera ni trato de reencarnar en niño héroe, pero lo que es un hecho es que no existen manifestaciones públicas contra soldados y marinos por esas atrocidades.

No existen análisis objetivos respecto a lo negativo que las acciones militares contra la delincuencia implican para la sociedad y México. Y ¿por qué? Muy simple; la sociedad lo que busca es precisamente seguir manteniendo los beneficios de que se protejan ciudades, colonias, puertos, carreteras, pueblos, rancherías, instalaciones estratégicas; la gente sabe que no puede encontrar mejor defensa que la otorgada por los soldados de tierra, mar y aire.

La sociedad mexicana lo que siente por sus fuerzas armadas es agradecimiento.

¿Atrocidades? Las que cometen los delincuentes en este país. Y ya no podemos hablar de que éstas son exclusivas de narcotraficantes. El nivel de violencia y atrocidad con la que se maneja un "pinche" raterillo en México es, en verdad, alarmante.

Hoy, un delincuente, con gran facilidad, pasa de secuestrador a robacoches, a violador, a mutilador, a homicida, a extorsionador, a tratante de personas, a vender piratería y a un sinfín de actividades ilegales más. Eso es atroz.

Atroz es también el hecho de que haya quien quiera que este país sea visto como un huérfano en materia de derechos humanos o como un urgente necesitado de un árbitro internacional que nos indique quién es inocente y quién no.

México tiene instituciones que le brindan beneficios. Por ejemplo, el instituto armado, además, le brinda solidez a los beneficios y, más allá, permanencia y seguridad de que, pase lo que pase y gobierne quien gobierne, ahí estarán soldados y marinos protegiendo a la gente. Esto último no hay quien lo refute.

¿A quién ayuda, Human Right Watch? ¿El Centro Pro DH? ¿Cuáles son las víctimas que defienden? La propia Comisión Interamericana de Derechos Humanos no tiene casos de éxito por los beneficios que presta.

¡Otra vez van a salir con su mamá a dar la vuelta!

jibarrolals@hotmail.com
@elibarrola

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.