• Regístrate
Estás leyendo: Saber dar la cara
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 21:20 Hoy

Reseña

Saber dar la cara

Juan Gómez Junco

Publicidad
Publicidad

Gracias al Club Santos, la afición lagunera ha tenido semestres de éxito y los recordamos con agrado. 

Estos regocijos provocan que el mal momento actual, cale hondo porque es cruel. Nos han acostumbrado a lo muy bueno, han llevado a los laguneros a la plenitud. No siempre se puede estar en las alturas. 

Hay profunda molestia al comparar los triunfos y campeonatos del pasado con lo que hoy se tiene y se vive.

Ahora es otro momento de verdad, para todos. Es la oportunidad de saber dar la cara con dignidad y madurez. 

No es fácil tener una reacción destacada. Todos los equipos de nuestro país han sufrido esta calamidad. 

Contextualizar esto, no excusa la situación, sólo nos ayuda a comprender que la competencia es ardua, pareja, de altibajos. Hoy se vive un tipo de calamidad conocida pero que se creía ya superada.

Lo que tenga que hacer la dirigencia, que lo haga, pero también que se palpe lo que tenga que hacer la afición. No sólo es asunto de una parte; es de tres, incluyendo a la prensa. 

La grandeza se detecta en la vitrina donde se guardan los trofeos, también en la tribuna donde afloran y habitan las emociones. 

La oficina no se salva porque ahí anidan las decisiones capaces de enmendar el camino. Todo ello para volver a ofrecer la efectividad y satisfacciones de otros tiempos.

Los momentos incómodos solicitan comprensión, unidad, paciencia y mejores modos. Las formas importan mucho porque el fondo es intangible. Todo lo que sucede en el campo, primero pasa por la oficina. 

Los seis campeonatos logrados no se opacan ni se pierden; tampoco se los robaron, permanecen, y son la causa sustancial para hoy, saber dar la cara. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.