• Regístrate
Estás leyendo: Adiós al Campeón
Comparte esta noticia
Sábado , 23.02.2019 / 22:21 Hoy

Reseña

Adiós al Campeón

Juan Gómez Junco

Publicidad
Publicidad

No hay reclamo alguno. Santos se opacó a la hora crucial, su mal momento le llegó cuando menos debía suceder. Se le reconoce su torneo porque diseñó algo muy agradable, supo enriquecer el futbol que todo el año brindó.

Permanecer en las alturas no es gratuito aunque la ilusión haya sido saboreada de más, hasta sin fundamentos. La primera obscenidad de esta liguilla vino a recaer precisamente en el campeón. Nadie se salva de esta tragedia. 


El torneo pasado vivieron una problemática peor y la supieron resolver a su favor. No desconocían este trance, sabían lo que implicaba, tenían la experiencia para solucionar el problema por no haber anotado de visita, pero el rival se creció cuando menos esperado era, por lo cual se le felicita.

 El sistema de competencia está avisado y es cruel con el que no cumple los requisitos mínimos; anotar en patio ajeno. Allá se perdió esa agradable oportunidad. 


El campeón estaba en apuros y en su casa se encontró a un Monterrey inspirado, dispuesto a dar pelea. Hoy es momento de recuperar la memoria en muchos sentidos. Repetir es muy complicado, ser bicampeón no es tema de cada semana porque las ilusiones sin argumentos no generan goles.

La realidad del mes de noviembre indicaba problema y no daba pie a divulgar una esperanza mercadológica.

Los éxitos no se anuncian con anticipación. 


Se felicita al campeón que pronto dejará de serlo. Se le aplauden sus logros. Se le agradece la diversificación de hechos que aportó porque supo regenerar anhelos a los cuales la comunidad está muy bien acostumbrada. 

 
Por ahora no se pudo pues todos querían derrocar al campeón. La conquista suprema ha sido propiedad de esta región en seis anteriores ocasiones. Este hecho confirma el alto grado de obscenidad de las benditas liguillas. Adiós campeón. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.