• Regístrate
Estás leyendo: Halterofilia política
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 16:08 Hoy

Dato duro

Halterofilia política

Juan Carlos López Aceves

Publicidad
Publicidad

Pensando en la estación 2021 pero sobre todo en el andén sucesorio de 2022, los candidatos con proyecto a futuro y los alcaldes que aspiran a trascender su mandato, saben que la elección de 2019 es pasarela propicia para ponerse el bikini y mostrar el músculo de sus pretensiones.

Los candidatos “Schwarzenegger ”tienen como leitmotiv aplastar no solamente al adversario, sino también a sus correligionarios: llamar la atención del dueño del balón y de la cancha, con miles de votos. Impresionando a quien manda, los fisicoculturistas del voto quieren un boleto para el 2021 y, desde una alcaldía o en el gabinete estatal o federal, estar en la mesa de póker en 2022.

Ellas y ellos comentan a “sottovoce” entre su círculo cercano, que para ganar el futuro tienen que vencer contundentemente.

Van por todas las canicas en Victoria, Madero, Tampico, Reynosa, Matamoros y Nuevo Laredo, en donde los Gerentes de Campaña miden bíceps y tríceps de la estructura municipal que movilizará a los votantes.

Seis municipios que son cabecera de 15 Distritos Electorales, en donde el futuro político de alcaldes y candidatos correrá su suerte, y en donde el PAN y Morena se juegan el control del Poder Legislativo.

Recordemos que la reforma al artículo 20 de la Constitución Política del Estado, propuesta por la bancada del PAN, aprobada por unanimidad y publicada el 8 de junio de 2017, redujo a dos años el periodo de la próxima LIV Legislatura, para empatarla con la elección de ayuntamientos y diputados federales de 2021.

Ganar la portada de “Muscle Power” 2019, pero sin rebasar los topes de gastos de campaña, es la meta y el reto de los modernos Charles Atlas: estarán bajo la lupa fiscalizadora del INE y del Ietam.

Halterofilia política que mostraron Yarrington, Luebbert, Araujo, Muñoz Rocha y Cavazos Lerma, ante la mirada de Salinas en la elección federal de 1991. Como lo hicieron en 2000 Hernández Flores y Rodolfo Torre en 2009: sus 78 mil y 86 mil votos fueron las cifras más altas entre los candidatos del PRI tamaulipeco.

Aventaron toda la proteína a la licuadora para agrandar el músculo y avanzar al siguiente andén. Como veremos en 2019.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.