• Regístrate
Estás leyendo: Música para sobrevivir
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 07:56 Hoy

Las posibilidades del odio

Música para sobrevivir

Juan Carlos Hidalgo

Publicidad
Publicidad

Hace un par de días el gran periodista Enrique Blanc recomendó Eraserland, el nuevo disco de Strand of Oaks, proyecto del norteamericano Timothy Showalter, y la experiencia resultó extraordinaria; una combinación de folk e indie rock mucho más lograda que cualquiera de los discos de The War on Drugs; esto es mucho más intenso, elegiaco y místico.

Uno termina clavado en el álbum y siente que se encuentra ante algo importante y que acompaña y da sentido a ese periplo al que llamamos vida. Aquí hay un músico que se esfuerza por poner las entrañas en lo que hace y hacernos flipar. Ejerce su oficio y exprime la esencia del arte.

Esto conecta con algo que venimos conversando entre el equipo de La zona sucia. Por un lado, lo maravilloso que resulta escuchar un álbum completo y la concepción de una obra como tal –vasta, robusta y plena-. En sentido contrario, muchos jóvenes músicos se muestran comodinos y tan sólo componen alguna canciocilla que explotan por meses; ya no se esfuerzan porque entienden que así lo pide el mercado. ¡Da lástima tanta flojera!

Esto nos hace pensar si para ellos la música es tan vital como el oxígeno; habemos tantos para los que lo es. Hoy día se salta de canción en canción y más allá de eso… se les considera algo efímero y casi desechable. ¿Qué nos está pasando? ¿Acaso ya no llenarán sus más importantes capítulos existenciales con un soundtrack que les deje una huella indeleble? ¿La música ya no les sirve para descifrar la realidad y hacerle frente a la realidad? La música y las canciones marcan nuestras vidas; basta leer la novela Vives en las cintas que me grabaste, escrito por Rob Sheffield.

circozonico@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.