• Regístrate
Estás leyendo: El Madrid que nació entre Hugo y Zidane
Comparte esta noticia
Viernes , 22.03.2019 / 13:02 Hoy

Cartas oceánicas

El Madrid que nació entre Hugo y Zidane

José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo

Publicidad
Publicidad

El año que Sergio Ramos nace, Hugo Sánchez levanta su segundo Pichichi, primero con el Real Madrid, alcanzando 22 goles en el campeonato. Aquella temporada, la de su debut en el eje de ataque del Bernabéu, tras cuatro maravillosos años en el Calderón donde marcó 58 goles en 120 partidos, el Madrid se corona con 56 puntos: habían pasado 5 temporadas de Liga sin título para el Madrid. La llegada de un goleador como Hugo al equipo que dirigía Luis Molowny reformó por completo el juego de un conjunto que, a partir de entonces, ganaría 5 Ligas consecutivas.

Ramos era un niño de pecho en el Mundial de México 1986, dio sus primeros pasos durante la temporada en la que Hugo marca 34 goles en Liga ganando su tercer Pichichi, y asiste al kínder cuando Hugo hace 38 en una sola temporada española, convirtiéndose en uno de los anotadores más temibles en la historia del Real Madrid y el futbol europeo. Al igual que Ramos, capitán y veterano del Madrid con 32 años cumplidos; Modric de 33, Benzema de 31 y Marcelo de 30, nunca vieron jugar a Hugo Sánchez. El nombre de Hugo, para ellos, es una estampa del diario As Color y una serie de objetos coleccionables en las vitrinas del Bernabéu. Han oído hablar de Hugo, se los han contado y en algún homenaje de los que organiza Florentino Pérez deben haber mirado esas chilenas y remates secos de media distancia que separaban barreras de soldaditos agarrándose los güevos con las dos manos. Pero no saben quién fue Hugo Sánchez, ni se lo pueden imaginar.

De esa generación de veteranos para abajo, el nombre de Hugo habita en una especie de limbo que los jugadores más jóvenes confunden entre las épocas de Gento y Juanito. El Pentapichichi no forma parte de su memoria, mucho menos de su cultura. Es una pena que así sea, pero es la realidad. Zidane triunfó como entrenador de Real Madrid porque sus jugadores le habían visto, admirado, idolatrado y soñaban con él. Cuando Zidane es campeón del mundo con Francia y campeón de Europa con el Madrid, estos mismos jugadores estaban por cruzar la adolescencia en canteras profesionales de futbol. ¿Hugo pudo dirigir al Real Madrid? Desde luego, pero no a éste, ni a los que vienen después.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.