• Regístrate
Estás leyendo: El deporte mundial le debe mucho al Super Bowl
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.02.2019 / 16:10 Hoy

Cartas oceánicas

El deporte mundial le debe mucho al Super Bowl

José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo

Publicidad
Publicidad

Como ningún otro día en el año, el domingo del Super Bowl resume cada temporada los avances que ha tenido la Industria del deporte. Es el espejo en el que se miran todas las Ligas y equipos del mundo. No se trata de un deporte universal, como suele decirse del soccer, sino de un grandioso espectáculo dedicado a las sensaciones, que ha logrado penetrar mercados y culturas inimaginables para un juego tan estadunidense. Esta es su mayor fortaleza: se convirtió en una cultura y después, se propagó.

Por razones geográficas, televisivas, universitarias o hasta familiares, México es por mucho el país que mejor interpretó el gusto por este deporte en todas sus dimensiones. Generó afición, despertó pasiones, causó adhesión, formó comunidades, derramó inversión y finalmente, se volvió un mercado. A pesar de los esfuerzos de la NFL por expandir este fenómeno de mercado con el mismo éxito en otros países, aún no logra consolidar su modelo con las mismas garantías.

Los europeos representan una gran resistencia, se sienten atraídos por el espectáculo, pero continúan empeñados en verlo como un producto, no como un deporte. Existe cierto snobismo de su parte al creer, que no hay nada más puro que el soccer. La Champions sin embargo, como la Premier y la Bundesliga, han terminado por imitar ciertas prácticas comerciales y mecanismos de distribución en sus equipos y competiciones al estilo de la NFL, que les ha permitido crecer de manera sostenida en las últimas décadas. Este aspecto, aunque los europeos se nieguen a aceptarlo, representa una gran influencia del futbol americano en el desarrollo de sus Ligas, marcas, franquicias y jugadores.

Ningún club de los grandes, y ninguna de las grandes Ligas, pueden negar que año tras año estudian con detenimiento los circuitos económicos y sociales que hacen de la NFL la organización deportiva más poderosa del mundo. No hay discusión: una cosa es que no les guste este deporte y otra muy distinta, que no sean profundos admiradores del americano. Todas las Ligas del mundo han evolucionado o intentado hacerlo bajo el esquema de la NFL. El desarrollo del deporte mundial, sin importar de cuál se trate, le debe mucho conocimiento al Super Bowl.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.