• Regístrate
Estás leyendo: Del 2009 al 2019
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 13:20 Hoy

Cartas oceánicas

Del 2009 al 2019

José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo

Publicidad
Publicidad

El pie izquierdo de Messi y el cráneo de Luis Suárez, explican lo práctico que se ha vuelto el Barcelona para decidir partidos: “tic-toc-gol”. La ida de los cuartos de final en la Champions arroja una conclusión definitiva, ningún equipo lo hace tan fácil como ellos. Acostumbrados a desarrollar el juego de una forma única, casi artesanal, su evolución en toda una década de dominio sobre el balón le ha permitido convertir el futbol de lujo, en un producto fabricado en serie: el Barça produce victorias en línea, y lo hace con una mecánica exclusiva.

Nada se le parece, ni el City de Guardiola, que tiene la fórmula embotellada, puede igualar un sistema capaz de combinar tanta gracia y eficacia al mismo tiempo. Su grandeza no consiste en la belleza, siempre bulleada por la estadística y el resultado, sino en la capacidad que tiene para ser eficazmente bello. El partido de Old Trafford, uno de los campos más intensos de la eliminatoria, fue un manual de campeonato que le etiqueta como amplio favorito al título por encima del resto. Experto en controlar al rival con sus sinfónicas posesiones de balón, -el gol viene precedido de una jugada que dura más de dos minutos- lo mismo le da transformarse de un momento a otro en un cuadro vertical, vertiginoso o vigoroso.

Es como un poeta versado en matemáticas, administra el estilo y la pasión, utilizándolas no como método de vida, sino como herramientas. Ganador de 7 de las últimas 10 Ligas, el Barça documenta la regularidad, el estado más complicado de alcanzar en cualquier deporte. Otra cosa ha sido su participación en fases de eliminación directa como en la Champions, donde ha tenido estupendas temporadas pero malas noches, como ante la Roma hace un año, imperdonable.

Ese aprendizaje aunque parezca tardío, ofrece un nivel de madurez poco común en el juego: hoy sabe ganar de cualquier forma. Dice mucho de este equipo los apellidos que forman su alineación, si en 2009 éramos capaces de recitar de memoria sus dorsales; Valdés, Piqué, Puyol, Alves, Abidal, Yaya Touré, Xavi, Iniesta, Henry, Etoo y Messi; en 2019 no es tan sencillo; Ter Stegen, Alba, Piqué, Lenglet, Semedo, Arthur, Busquets, Rakitic, Coutinho, Suárez y como siempre, Messi.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.