• Regístrate
Estás leyendo: Capitán y jinete de dragón
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 09:57 Hoy

Cartas oceánicas

Capitán y jinete de dragón

José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo

Publicidad
Publicidad

No podemos llamarle el Porto de Casillas porque el guardameta dejó una raíz muy profunda en el Bernabéu, pero ya veremos, cuando avance la historia, si tenemos que acompañar a este equipo de alguna etiqueta que le ayude a ser encontrado con el paso de los años. De todos los cuartofinalistas de Champions, el Porto es el único que no tiene quien le escriba. Están el City de Guardiola, el Barça de Messi, el Liverpool de Salah y Klopp, El Tottenham de Pochettino y Kane, el United de Solskjaer, la Juventus de Cristiano, y el Ajax, que sin importar quién le dirija y con quién juegue, siempre será de Cruyff. Así que ahí está el Porto, el preferido de todos los sorteos, la pelotita fría del bombo, sin muchos reflectores y de cara a Anfield Road, al que deberíamos llamarle sin dudar: el Porto de Héctor Hererra. Pieza fundamental del mecanismo, el eje central mexicano es el alma de un equipo que se esconde tras el armazón. Nadie ha podido doblar todavía a una organización que camina por el mundo del futbol como un chatarrero, buscando fragmentos de estrellas, jugadores galvanizados y promesas de cantera por pulir. De esta filosofía que entiende el futbol como un rompecabezas, deriva el club más rentable de las últimas décadas: comprar barato, vender caro y extender la vida de futbolistas legendarios, a los que grandes clubes, arrumbaban en un cajón. En esta escuela orientada al trabajo se graduó Herrera, que sin darnos cuenta, se convirtió en un histórico de do Dragao: 6 temporadas, 274 partidos, 33 goles y 34 asistencias. Encabezando la eliminatoria ante el Liverpool, Herrera firmará una de las hojas de servicio más completas para un jugador en su posición. Convertido en caballo de hierro, el medio centro tendrá un papel determinante esta semana. Mañana nos encontraremos frente a uno de los partidos más importantes en la historia reciente del futbol mexicano en Europa: dirigir una batalla en Anfield, un estadio de consagrar, es la prueba que le falta al futbol europeo para confirmarlo como uno de los mejores mediocampistas del mundo. El Porto de Herrera no es favorito, poco importa porque nunca lo ha sido. Su virtud es otra, tiene un capitán que es jinete de dragón.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.