• Regístrate
Estás leyendo: Desconectado en Mapimí
Comparte esta noticia
Sábado , 16.02.2019 / 00:20 Hoy

A morir a los desiertos

Desconectado en Mapimí

José Manuel Vázquez Navarro

Publicidad
Publicidad

La semana anterior a la de esta publicación, tuve el gusto de ser invitado al evento “Observando juntos al desierto desde múltiples miradas”, del 21 al 26 de Octubre de 2018, organizado por la Red Internacional para la Sostenibilidad de las Zonas Áridas (RISZA) en la Reserva de la Biosfera de Mapimí.


Como la invitación inicial era para ir a “Mapimí”, me surgió la duda y empecé a interrogar a la persona que me contactó (que lo hacía desde San Luis Potosí), preguntándole si la reunión era en el pueblo de Mapimí, o era en la Reserva de la Biósfera de Mapimí. El asunto es que Mapimí, es el nombre de un municipio (nueve veces más grande que el de Gómez Palacio), es también el nombre de la cabecera municipal y pueblo mágico y, además, le da nombre a una Reserva de la Biósfera (entre el pueblo mágico de Mapimí y el Ejido la Flor, que es la entrada a la Reserva, son cerca de 130 km).


La Reserva de la Biósfera de Mapimí, creada en 1979 y declarada como tal en el año 2000, está situada en los municipios de Mapimí y Tlahualilo en el estado de Durango; Jiménez en el estado de Chihuahua; y Francisco I. Madero y Sierra Mojada en Coahuila, con una extensión de un poco más de 342 mil hectáreas. Además de ser la zona representativa del Desierto Chihuahuense, contiene una gran riqueza florística y faunística en la que destacan cactáceas y la gran tortuga del Bolsón (Gopherus flavomarginatus).


A la reserva, en medio de un temporal lluvioso atípico en lugar y tiempo, llegamos representantes de instituciones gubernamentales, pueblos originarios (Wixárika y Comcáac), habitantes de la reserva (ejidatarios y ganaderos) e investigadores. Gente proveniente de Francia, Marruecos, Argentina, E.U., México (San Luis Potosí, Baja California, Sonora, Chiapas, Colima, Guadalajara, Chihuahua, Coahuila, Durango, Nuevo León, etc.,) compartiendo visiones sobe un mismo objetivo, el desarrollo sostenible en las diversas regiones y con las diversas visiones. Se trabajó en el concepto de los observatorios participativos, en los que se detectan las necesidades de desarrollo con los locales y se trabaja desde una visión académica interdisciplinaria.


Si bien, la lluvia trajo algunas incomodidades, el espectáculo de ver el desierto con ese verdor atípico y gozar de la quietud, los colores y los aromas de nuestro desierto después de la lluvia, le dio un extra al espacio de excelente convivencia y sin distractores, ya que no había señal para el teléfono celular. Felicidades a la Dra. Elisabeth Huber-Sannwald del IPICYT San Luis Potosí y a su equipo, por un evento inspirador, de mucho aprendizaje y de gran organización y convivencia.


mavazna@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.