• Regístrate
Estás leyendo: Evalúe su vida
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 23:47 Hoy

Cosmovisión

Evalúe su vida

Jorge Reynoso M.

Publicidad
Publicidad

A veces es conveniente hacer una evaluación de la vida... En una de esas, me encontré con la historia de un gran expiloto de automovilismo de velocidad: Michael Schumacher. Cuando leí su currículum como deportista, observé que fue ganador del Grand Prix en 1991 y fue siete veces campeón mundial de Fórmula 1, lo que lo ha llevado a ser considerado hoy por hoy, como el más laureado piloto de la historia de la F1.

Sin duda, la felicidad estaba de su lado. Pero un aciago día de diciembre de 2013, disfrutando de sus vacaciones navideñas, un lamentable accidente cambió radicalmente su historia y su destino... Hoy, con apenas 44 kilos de peso, lucha para sobrevivir. Su esposa comienza a vender los bienes para cubrir los gastos y así poder mantenerlo vivo en una habitación adaptada en su casa, donde yace como un vegetal.

Y es en este momento que me pregunto: ¿Quién es mejor que quién? La vida puede tomar rumbos jamás imaginados. Es increíble cómo en un instante todo puede cambiar. Y cómo en ciertas circunstancias, de nada sirven: Dinero, títulos, fama, éxito ni poder. Ante DIOS todos somos iguales.

Entonces: ¿Para qué el orgullo? ¿Para qué la arrogancia? ¿Para que los apegos a los bienes materiales? Cuando todo lo que tenemos es el “HOY” que Dios con Su infinito amor y misericordia nos regala cada día para que lo vivamos con pasión, lo disfrutemos llenos de alegría y busquemos siempre hacer el bien.

Necesitamos dejar de crear problemas, de reclamar por cosas insignificantes, y nunca permitir que “algo nos quite la vida”. Entendamos que, como en el juego de ajedrez, al final, tanto el Rey como el Peón... ¡se guardan en la misma caja!

Vale la pena examinarnos sobre lo que hemos hecho con este maravilloso DON que DIOS nos obsequió. Nacimos sin traer nada y moriremos sin llevarnos ¡NADA! Lo triste es que en el intervalo entre la vida y la muerte, peleamos por lo que no trajimos; y aún más, por lo que no podremos llevarnos.

Pensemos en eso: vivamos más, amemos más. Perdonemos siempre y seamos más felices. Autor anónimo.

Amigo lector: si está consciente que en la vida nada está escrito... esfuércese por vivir cada día plenamente. Usted, ¿qué opina?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.