• Regístrate
Estás leyendo: Así es la vida
Comparte esta noticia
Viernes , 22.03.2019 / 01:38 Hoy

Cosmovisión

Así es la vida

Jorge Reynoso M.

Publicidad
Publicidad

Come tú mismo la fruta

Se quejaba un discípulo con su Maestro: Siempre nos cuentas historias, pero nunca nos revelas su significado. El Maestro le replicó: ¿Te gustaría que alguien te ofreciera fruta y la masticara antes de dártela?

Nadie en tu lugar puede descubrir tu propio significado.

-Respetar las opiniones

Un hombre que ponía flores en la tumba de un pariente, vio a un japonés colocando un plato de arroz en la tumba vecina.

El hombre se dirigió al japonés y le preguntó: Perdón señor, ¿pero en verdad cree que el difunto se comerá el arroz? Si, contestó el japonés, cuando el suyo venga a oler sus flores.

Respetar las opiniones ajenas es una de las mayores virtudes. Todos pensamos y actuamos diferente. Antes que juzgar, comprenda.

-Los Niños

Una tarde nublada y fría, dos niños patinaban sin preocupación sobre una laguna congelada. De pronto el hielo se rompió y uno de ellos cayó al agua. El otro niño cogió una piedra y comenzó a golpear el hielo con todas sus fuerzas, hasta que logró quebrarlo y salvar a su amigo.

Cuando llegaron los bomberos y supieron lo que sucedió, se preguntaron: ¿Cómo lo hizo? El hielo está muy grueso, es imposible que haya podido quebrarlo con esa piedra y sus manos tan pequeñas. En ese instante apareció un viejo, que con una sonrisa, dijo: Yo sé cómo lo hizo. ¿Cómo?, le preguntaron. No había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo.

Si lo puedes imaginar, lo puedes lograr.

-Apuntar Alto

Un maestro quiso darles una lección especial a sus alumnos, para ello les dio la oportunidad de escoger entre 3 exámenes: Uno de 50 preguntas, otro de 40 y el otro de 30. Sin importar lo que hubieran contestado, a todos los que escogieron el de 30 les puso una “C”, a los que eligieron el de 40 les puso una “B”, y a los que prefirieron el de 50 les puso una “A”.

Ante la inconformidad de los alumnos, el maestro les explicó: He de decirles que no pretendí examinar sus conocimientos, sino su voluntad de apuntar a lo alto. Quiero que entiendan que cuando apuntamos a lo alto, estamos más cerca de alcanzar nuestros sueños que si nos conformamos con pequeños objetivos. Varios autores anónimos.

Amigo lector, usted ¿qué opina?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.