• Regístrate
Estás leyendo: ¡Aguas con los aguaceros!
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 22:39 Hoy

Empatía Popular

¡Aguas con los aguaceros!

Joaquín López

Publicidad
Publicidad

Una vez más quedó en evidencia la vulnerabilidad que existe en la zona conurbada ante un fenómeno meteorológico. Las lluvias de la tormenta tropical Daniela, además de agua, traían el tradicional mensaje cuando alguien no hace caso a una advertencia: “Te lo dije”.

¿Qué es lo que ha faltado, además de sentido común, para que las autoridades de gobierno entiendan que el sur de Tamaulipas se inundará fácilmente con cualquier nube cargada de agua?

Estamos rodeados de ríos y lagunas, las calles y avenidas siempre se convertirán en afluentes debido al paso natural del agua, pues se han construido viviendas, colonias, fraccionamientos, en zonas donde existen cuerpos de agua cercanos, algunas sobre rellenos ilegales.

Estas aguas revelaron la opacidad, ilegalidad y vale madrismo (seamos honestos) con la que han trabajado las empresas constructoras, y las autoridades que les dan permiso, para levantar hogares sin drenajes adecuados para soportar los embates naturales que comúnmente golpean la zona sur.

En Altamira varias familias se vieron afectadas por el brote de aguas negras en las calles de un fraccionamiento. La desilusión de la gente que compró una mini casa de aquellas con el sudor de su frente fue tal que no les queda más que “aguantar vara”, pero exigir una solución inmediata al problema.

En Ciudad Madero existía una promesa desde la Presidencia de la República de construir varios drenes pluviales para acabar de una vez por todas con el problema de las inundaciones, como la que ocurrió en estos días con más de 30 colonias afectadas. Pero esa promesa ahí quedó, nunca llegó el recurso millonario para hacerlos realidad.

A ese problema se le agregan los hundimientos que siguen apareciendo en las calles de la urbe petrolera. Tremendos agujeros que hasta el momento no han dejado víctimas mortales, pero sin duda anuncian que tarde o temprano pasará.

En Tampico el problema fue el mismo de siempre. La avenida Hidalgo parcialmente inundada, sobre todo en la Zona Dorada a la altura de un conocido cine, el agua alcanzó casi 8 carriles de la arteria.

El mayor problema se registró en el centro, en la Plaza Hijas de Tampico, con una severa inundación que la autoridad tiene que explicar cómo es que ocurrió.

Los municipios tampoco se pusieron de acuerdo en el centro de control de cocodrilos, y ahora los saurios volvieron a salir de su hábitat.

Daniela fue la primera de varias amenazas naturales que enfrentaremos. A ver cuánto aguantamos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.