• Regístrate
Estás leyendo: ¿Qué más se puede hacer?
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 17:55 Hoy

El cuaderno de Jimena

¿Qué más se puede hacer?

Jimena Rodríguez

Publicidad
Publicidad

El Tribunal de Arbitraje del Deporte, que resuelve disputas legales en este ámbito mediante un acuerdo amistoso desde 1984, consta hoy de más de 300 expertos en derecho deportivo, de más de 87 países y recibe en promedio 300 casos al año. Éstos, se tardan en resolver entre seis y 12 meses, mientras que las apelaciones se demoran hasta tres. Son tres miembros los asignados a cada caso, de los cuales especializados en futbol hay 92. Michael Beloff “El Honorable”, británico; Jeffrey Benz, estadunidense, y Massimo Coccia, italiano, fueron los elegidos para mediar el caso del capitán de la selección peruana, Paolo Guerrero, que en lo personal, me ha llamado mucho la atención. La razón es que el dopaje “accidental” por un metabolito de cocaína del goleador rojiblanco no solo fue extrañamente llevado por parte del organismo, sino que a raíz de su decisión de aumentarle la sanción de 6 a 14 meses y por ende perderse la primera Copa del Mundo para Perú tras 36 años, ha desatado reacciones sin precedentes no solo en el entorno de Paolo, sino también de otros futbolistas. Para contextualizar con casos recientes, por supuesto que ha habido otras decisiones polémicas por parte del TAS. Está la exoneración de 28 deportistas rusos en medio del escándalo de dopaje previo a PyeongChang 2018, que incluso provocó que Thomas Bach, actual presidente del COI, dijera que la institución debía ser reformada. Asimismo, está el fallo a favor justamente de la selección peruana durante las eliminatorias mundialistas, que sin saberlo en el momento, fue decisiva para su clasificación al Mundial, caso que por cierto tuvo también al mencionado Massimo Coccia como juez. Por ejemplo, a María Sharápova le redujeron su sanción por consumir “accidentalmente” una sustancia que sí mejora el rendimiento a diferencia de la cocaína, contrario a lo que se cree. La realidad es que se necesitan establecer nuevos estatutos por parte de FIFA, la AMA y por supuesto el TAS en cuestión de las sanciones alrededor del dopaje accidental o a propósito. Sanciones específicas por escrito, para evitar polemizar. Solo el Tribunal Federal Suizo puede revertir una decisión del TAS y únicamente si se demuestra que hubo irregularidades en el proceso. Esa es la única esperanza que le queda a Paolo. 

Twitter@jiimejime

jimenar14@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.