• Regístrate
Estás leyendo: Lo vamos a extrañar
Comparte esta noticia
Lunes , 20.05.2019 / 12:39 Hoy

El cuaderno de Jimena

Lo vamos a extrañar

Jimena Rodríguez

Publicidad
Publicidad

Año 2005. En principio no les sonará tan lejano ¿cierto? Pero cuando les comparta la siguiente información quizá lleguen a dimensionar la cantidad de tiempo que ha transcurrido. Pasamos los iPods a Spotify, de BlockBuster a Netflix, de los bochos verdes a Uber, de Vicente Fox y Bush a AMLO y Trump. En 14 años cambiamos a Gwen Stefani, Mariah Carey, Green Day y The Killers a Taylor Swift, Ariana Grande, Drake y J Balvin. De God of War en videojuegos a Fornite. Los smartphones todavía no llegaban a nuestras vidas y Youtube no era cosa común porque acababa de nacer. Fue el año en que el huracán Katrina arrasó con New Orleans, en que el Papa Juan Pablo II falleció y en que la gripe aviar preocupaba al mundo. Lance Armstrong era adorado por conseguir su séptimo Tour de France y también fue la última vez que vimos a Lebron James no aparecer en los playoffs de la NBA. Era apenas su segundo año en la liga, cuando todavía ni siquiera podía comprar alcohol legamente.

13 temporadas con la oportunidad de competir entre los 16 mejores y finalmente tras su llegada a los Lakers, aquel que hace unos días celebraba en shock superar a Michael Jordan por el cuarto puesto de anotador histórico de la NBA, está a unos descalabros más de salir de vacaciones dos meses antes de lo acostumbrado. Por supuesto, no es del todo su culpa. “Es desafiante” declaró James hace unos días “pero en cierto modo yo sabía en lo que me estaba metiendo”. Quizá no del todo. Antes de su reciente victoria ante los Bulls, la quinteta angelina había perdido cinco en fila y siete de sus últimos ocho juegos. Si bien matemáticamente aún están vivos con 30 ganados y 36 perdidos, están a siete victorias del octavo lugar en la conferencia oeste, una que para no variar lideran los Warriors de Golden State con 45 victorias, lo que hace que aún entrando en playoffs, los Lakers serían los menos favoritos a avanzar. Quedan 15 duelos a muerte, 10 contra equipos que están entre los primeros ocho de cada conferencia, incluidos los líderes de la este los Milwaukee Bucks, seguidos de los Raptors de Toronto. Su casi firmada ausencia significará también que después de verlo durante ocho años seguidos en La Finales, no estará.

¿Cómo recuperarse de eso? Leyendas como Larry Bird, Magic Johnson o Tim Duncan nunca en toda su carrera fallaron a los playoffs, Jordan y Kareem Abdul Jabbar lo hicieron solo en dos ocasiones, para Lebron James significará la tercera. Quizá esto pueda abrir la oportunidad para que Gregg Popovich cuente con él para liderar la selección de baloncesto de las barras y las estrellas que competirá en el Mundial de China en septiembre, de no ser así, serán seis meses para recuperarse del desgaste físico de un jugador que a finales de 2019 llegará a los 35 años. Aunado a esto queda por ver a quién traerá Magic Johnson y compañía, así como un posible cambio de entrenador. Momento de reflexión, sanación, recuperación, planificación y preparación.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.