• Regístrate
Estás leyendo: Feliz cumpleaños Real Madrid
Comparte esta noticia

El cuaderno de Jimena

Feliz cumpleaños Real Madrid

Jimena Rodríguez

Publicidad
Publicidad

El festejó duró más de mil días, eso no cualquier equipo lo puede presumir, pero ¿cómo saber lo que es la felicidad y gloria, sin palpar la tristeza y fracaso?

Por primera vez desde mayo de 2015, tras una racha de 46 meses, el Real Madrid está fuera de la Champions League. Lo que más cala en lo personal como aficionada a este club, es que aquellos que decían que el equipo dependía de Cristiano, que no podría sobrevivir sin él, ahora tengan razón, cuando la realidad es que este hecho solo se convirtió en verdad por la siguiente suma de factores.

Si bien sería normal que tras la despedida de su goleador histórico el equipo atravesara por un no corto periodo de tiempo de aprender a jugar sin él, nadie puede negar que la plantilla merengue continuaba siendo de las mejores cinco del mundo con todo y las oportunidades que se les ha estado dando a los canteranos en busca de una transición natural hacia nuevos talentos jóvenes. Pero el desgaste de venir de cuatro conquistas en cinco años en la competición más exigente a nivel de clubes en el mundo, aunado a conseguir otros 10 títulos entre todos los galardones que estaban en juego, más la baja de juego de pilares como Marcelo, Kross y Modric con 30, 29 y 33 años respectivamente, solo por mencionar algunos de los que con el Mundial en Rusia llegaron a su pico de rendimiento físico, se comienza a entender porque esta estrepitosa caída estaba pronosticada, fuera quien fuera el técnico en el banquillo.

El problema tampoco es que se haya ido Zidane; creo que entendió bien que aquel respeto y admiración que tenía por parte del vestidor si bien no iba a desaparecer, ya no sería novedad para la motivación y liderazgo que necesitan tantos egos. “Yo no lo veo tan claro seguir ganando. Entonces, como soy ganador y tengo la sensación que no voy a ganar, hay que hacer un cambio” fueron las palabras del francés al anunciar su partida. Cristiano por otro lado no solo hacía los goles, también le generó al Madrid 120 asistencias en nueve años y sin el fichaje de otro anotador de élite se entiende porque los resultados no llegaron. Es todo esto, aunado al caso de Bale y su lejanía con compañeros, el drama de Solari e Isco y antes la novela de Lopetegui, más las palabras del Balón de Oro que metieron presión a los delanteros esta semana, factores superficiales a la crisis en la casa blanca que no deben distraer el hecho que cada que la institución ha atravesado una, solo hay alguien que sigue ahí y que se debe señalar por su mala gestión deportiva y se llama Florentino Pérez.

Hoy, cuando cumplen 117 años de historia, no hay nada que festejar, al contrario, el club está en un luto que durará cinco meses hasta que la ilusión de un nuevo torneo llegue para los jugadores, ya que por lo único que les queda luchar es por no sufrir otra humillación más, como quedarse fuera de puestos europeos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.