• Regístrate
Estás leyendo: Reunión de AMLO y CCE el 11
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.02.2019 / 07:53 Hoy

Estira y afloja

Reunión de AMLO y CCE el 11

J. Jesús Rangel M.

Publicidad
Publicidad

El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador blandió las espadas contra el sector empresarial el 1 de mayo en Zongolica, Veracruz. Ahí dijo que Alberto Baillères, Germán Larrea, Eduardo Tricio, Alejandro Ramírez y Claudio X. González hablaron con Ricardo Anaya “para que le bajara a la amenaza que iba a meter a la cárcel a Enrique Peña Nieto”, a cambio de recibir su apoyo.

Fue grave la acusación desmentida de inmediato por los dirigentes de organismos empresariales, incluso del presidente Enrique Peña Nieto. Nada de negociaciones en lo oscurito. CCE, Coparmex y Consejo Mexicano de Negocios publicaron desplegados en medios de comunicación y dieron entrevistas en radio y televisión, a sabiendas de que el impacto es mucho menor a los espacios nacionales de comunicación que tiene el candidato de Morena, esté donde esté.

La reacción empresarial fue natural, y tenía que ser como fue porque los señalamientos de AMLO escalan hacia la ruptura con los empresarios por acusaciones sin sustento, meramente políticas y electoreras, sin una denuncia penal contra ese hecho o contra algún integrante de la mafia en el poder que según él, han hecho mucho daño en el país.

El punto fino es que los empresarios tenían que cerrar filas pero no callar, porque antes de que se presentara esta confrontación, Juan Pablo Castañón, a nombre de los nueve organismos integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), invitó a AMLO a sostener un diálogo privado pero abierto con los alrededor de 70 consejeros para el 11 de mayo, entre ellos los mencionados anteriormente.

El candidato de Morena no ha dado hasta ahora ninguna respuesta sobre la reunión, aunque Alfonso Romo ha mantenido el diálogo con Castañón; de hecho, el morenista le dijo al presidente de Concamin, Francisco Cervantes, que AMLO no podría aceptar la invitación de los industriales hasta no determinar qué pasaría con la invitación del CCE. Nunca ha asistido López Obrador a una encerrona de este tamaño con empresarios.

Parece que ignora que ante la Ley de Cámaras, solo la Concamin y la Concanaco son interlocutores válidos para la negociación.

Los dirigentes empresariales acordaron esperar una respuesta a la invitación para reunirse con los consejeros del Consejo Coordinador Empresarial. Claudio X. González, Alejandro Ramírez y Germán Larrea son de los que más asisten a este tipo de juntas.

Habrá prudencia empresarial porque falta mucho para la elección presidencial, pero si López Obrador rechaza el convivio, sí podría considerarse como una señal de ruptura.

jesus.rangel@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.