• Regístrate
Estás leyendo: Más riesgo y menos crecimiento
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.02.2019 / 00:25 Hoy

Estira y afloja

Más riesgo y menos crecimiento

J. Jesús Rangel M.

Publicidad
Publicidad

No hay duda, las cosas se complican en materia económica y de inversiones. Los niveles de percepción de riesgo aumentan en sectores clave para la economía como infraestructura energética, siderurgia e infraestructura, sin hacer a un lado la grave situación que viven los industriales del calzado, por ejemplo.

Ayer la calificadora de riesgo HR Ratings modificó su estimado de crecimiento para 2019, de 1.9 por ciento a 1.7 por ciento anual, “como consecuencia de una perspectiva menos optimista en la actividad económica. Esta baja se sustenta en una profundización de la desaceleración de la demanda interna, por el lado del consumo, y a una mínima o nula contribución por parte de la inversión”.

A este anuncio, hay que agregar lo que dijo el subsecretario de Industria y Comercio, Ernesto Acevedo Fernández, a los representantes de la industria siderúrgica de que no hay vuelta atrás y se retira la salvaguarda comercial a las importaciones de acero con los que México no tiene acuerdos, porque el “acero mexicano es 30 por ciento más caro” en promedio.

Los industriales del ramo no fueron escuchados el viernes y al eliminarse el impuesto de 15 por ciento a las importaciones de China, Rusia, Turquía, India, prevén que habrá una avalancha de productos siderúrgicos con precios dumping que pondrá en riesgo entre 50 y 60 mil empleos.

Y bueno, la respuesta no se hizo esperar por parte de los corporativos Carso, IEnova y TransCanada, señalados en la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador de cobrar millonarios recursos en dólares a la CFE a pesar de que siete gasoductos de su propiedad no operan.

“La construcción del gasoducto se ha visto interrumpida significativamente en 16 tramos que suman 86 kilómetros, que han retrasado en más de un año la conclusión del proyecto”, expuso Carso respecto a los bloqueos en Chihuahua y Sonora, y a pretextos federales de no encontrar los papeles de un terreno por donde debe pasar la obra de infraestructura de acuerdo con información obtenida por este columnista.

IEnova explicó que el servicio a la CFE de su Gasoducto Sonora en el tramo Guaymas-El Oro de 330 km., suspendió sus operaciones desde el 23 de agosto de 2017 “por actos de sabotaje”. La inversión original en todo el gasoducto se estimó en mil millones de dólares; la CFE es el único cliente del ducto conforme al contrato garantizado en dólares con una duración de 25 años.

TransCanadá destacó que la construcción de gasoductos son resultado de licitaciones públicas internacionales, y que cuando no se pueden cumplir con las obras por “causas de fuerza mayor”, entran en vigor las cláusulas suscritas por las partes.

La información de CFE parece sesgada y lo cierto es que hay temores de que disminuya su calificación de riesgo de inversión.

jesus.rangel@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.