• Regístrate
Estás leyendo: El debate y el dólar caro
Comparte esta noticia
Sábado , 23.03.2019 / 03:29 Hoy

Estira y afloja

El debate y el dólar caro

J. Jesús Rangel M.

Publicidad
Publicidad

En coincidencia con muchos, creo que en el segundo debate entre los candidatos presidenciales no hubo propuestas de fondo ni en materia económica ni en comercio exterior; tampoco en inversión extranjera ni en relaciones exteriores. Dominaron los insultos y dejaron mucho qué desear.

Me preguntan lo que todos se preguntan en los cafés, en las oficinas y en todas partes, ¿quién ganó? Mi respuesta es simple: José Antonio Meade sí es otro candidato, más seguro, más directo, de más interlocución. Ganó lo que no hizo en el primer debate.

Ricardo Anaya dominó otra vez el escenario. Hizo enojar a Andrés Manuel López Obrador y lo puso en aprietos sobre todo con el tema de la inversión extranjera y los 37 mil millones de dólares captados como jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Anaya le recordó que fue por la venta en 2001 de Banamex a Citigroup y de Bancomer en 2004 al español BBVA. AMLO se limitó a decir que “mañana o pasado se va a saber la verdad”.

Los registros oficiales señalan que en mayo de 2011 se autorizó la venta de Banamex por 12 mil 480 millones de dólares, y en febrero de 2004 de Bancomer por 4 mil 100 millones.

Los montos se registraron como ingreso de inversión extranjera en Ciudad de México porque la sede de las instituciones está aquí. Así de simple.

Salvo Meade, todos ofrecieron aumentar los salarios mínimos. Ninguno dijo si en común acuerdo con los factores de la producción o si solo se referían a salarios de la burocracia. Meade les recordó que “compiten por los salarios como en la época de (José) López Portillo, a ver quién por decreto fija los salarios más altos”.

Eso fue en mayo de 1982. La intención de López Portillo era nulificar los efectos de la crisis económica y financiera en los ingresos de los trabajadores; el resultado fue que se agravó la situación, la inflación se fue a las nubes, se devaluó el peso frente al dólar constantemente y en septiembre se expropió la banca.

Ningún candidato habló de una reforma fiscal para enfrentar los efectos de la baja de impuestos en Estados Unidos tanto a personas físicas como a empresas; nadie habló de un plan industrial, de innovación, de promoción tecnológica, de la nueva economía, de telecomunicaciones, de nuevas reformas constitucionales y demás.

La mañana de ayer el dólar se vendió en ventanillas bancarias hasta en 20.52 pesos.

¿Fue respuesta a este mal debate? Los analistas del Grupo Financiero Banorte dicen que ni en las tasas de interés ni en el tipo de cambio “notamos un impacto particular del segundo debate”.

jesus.rangel@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.