• Regístrate
Estás leyendo: 2017: 1°. Enero. Política para la paz
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 16:20 Hoy

Areópago

2017: 1°. Enero. Política para la paz

Jesús de la Torre T. Pbro.

Publicidad
Publicidad

El papa Francisco ha enviado su mensaje al mundo, para el 1° de enero de 2017, fecha en la que se cumplen 50 años de la Jornada Mundial de la Paz, propuesta por los Papas, que desde Pablo VI han gobernado la Iglesia Católica hasta nuestros días. El tema para la próxima jornada de la paz es “La no violencia: un estilo de política para la paz”. La construcción de la paz, señalada como “un estilo de política para la paz”, de entrada nos invita a que la paz, la vivamos como la política, no la de partidos, sino la política en sentido amplio, que impregna toda la actividad humana, incluso por pasión por el bien común.

El llamado del Papa Francisco es apremiante ya que él observa históricamente que “el siglo pasado fue devastado por dos horribles guerras mundiales, conoció la amenaza de la guerra nuclear y un gran número de nuevos conflictos, pero hoy lamentablemente estamos ante una terrible guerra mundial por partes. No es fácil saber si el mundo actualmente es más o menos violento de lo que fue en el pasado, ni si los modernos medios de comunicación y la movilidad que caracteriza nuestra época nos hace más consciente de la violencia o más habituados a ella”(“).

¿Resultados? “Esta violencia que se comete “por partes”, en modos y niveles diversos, provoca un enorme sufrimiento que conocemos bien: guerras en diferentes países y continentes; terrorismo, criminalidad y ataques armados impredecibles; abusos contra los emigrantes y las víctimas de la trata; devastación del medio ambiente. ¿Con qué fin? La violencia ¿permite alcanzar objetivos de valor duradero? Todo lo que obtiene, ¿no se reduce a desencadenar represalias y espirales de conflicto letales que benefician sólo a algunos señores de la guerra”(2).

Cada año, con tesonera insistencia, nos proponemos alcanzar la paz, unos con la reflexión, la oración, propuestas pacíficas que dejamos en nuestras intervenciones con la familia, vecinos, reuniones de padres de familia, etc.; pero a nivel de lo que vemos, sigue la venta de estupefacientes y la contrata de sujetos de apoyo para ganancia de algunos inescrupulosos que prefieren tener gente atarantada con la droga o lo que se le parece. Y esto que pasa en nuestro pequeño mundo cotidiano, pasa a manera semejante en otros escenarios regionales, nacionales, internacionales y nos damos en la mera torre para que triunfe nuestra política; ahora el Papa Francisco, nos propone que nos demos en la pura torre con la política de la no violencia.


jesus_delatorre@live.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.