• Regístrate
Estás leyendo: AMLO ordena violar la Constitución
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 20:44 Hoy

Columna de Javier Hurtado

AMLO ordena violar la Constitución

Javier Hurtado

Publicidad
Publicidad

El Presidente de la República está mal asesorado. El día de ayer, emitió un memorándum dirigido a los secretarios de Gobernación, Educación Pública y de Hacienda, que contiene cuatro incisos en el que el b) señala: “dejar sin efectos todas las medidas en la que se haya traducido la aplicación de la llamada reforma educativa”.

Resulta inaudito, y de toda gravedad, que quien juró “cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes que de ella emanen”, ahora instruya a sus Secretarios a dejar sin efectos la reforma constitucional publicada el 26 de febrero de 2013, debido a que “no ha sido posible alcanzar un acuerdo entre el Legislativo y los distintos sectores del gremio magisterial, para derogar la llamada reforma educativa y reemplazarla por un marco legal satisfactorio”. Justifica que como el Legislativo no logra los acuerdos para derogar la reforma educativa, él se arroga facultades ya no solo para vetar –lo cual también sería inconstitucional-, sino que para derogar una reforma Constitucional.

Seguramente, sus asesores le dijeron que como en los Estados Unidos su Presidente puede emitir órdenes ejecutivas en ciertas materias, en tanto se aprueban adecuaciones legales o nuevas normas, y que en México él también puede hacerlo. En aquel país, estas decisiones, normalmente son impugnadas ante la Corte, toda vez que el Presidente se arroga una facultad legislativa propia del Congreso. En el caso que nos ocupa, no existe ningún vacío pues la reforma educativa publicada hace seis años aún está en vigor. Seguramente le dijeron que si en Estados Unidos su Presidente emitiera una orden para no aplicar una disposición Constitucional inmediatamente sería procesado y destituido; y que en nuestro país no pasa nada ya que en México violar la Constitución no es delito sino deleite.

Este punto nos conecta con la reforma para supuestamente quitar el fuero al Presidente de México para ser procesado por causales adicionales a las de “traición a la patria y delitos graves del orden común”. Sin embargo, el principal fuero que tiene nuestro Presidente es que no puede ser procesado por violaciones expresas a la Constitución [En Jalisco, García Barragán fue destituido como Gobernador en 1947 por violar la Constitución]. Al Presidente de México mientras no se le castigue por violar la Constitución seguirá teniendo fuero, dígase lo que se diga en contrario.

El memorándum, en el inciso d), instruye a Gobernación a “poner en libertad a la brevedad” a opositores a la reforma educativa, dándole órdenes para que ejerza atribuciones que la Constitución ni la ley le confieren, ya que el indulto es facultad personalísima del titular del Ejecutivo Federal, aplicable exclusivamente para sentenciados por delitos del fuero federal –no para procesados– y no por otro tipo de delitos.

En nuestro país, 30 millones de votos y 80 por ciento de popularidad bastan para impunemente violar la Constitución.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.