• Regístrate
Estás leyendo: "Remember Keiko"
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 10:31 Hoy

Política cero

"Remember Keiko"

Jairo Calixto Albarrán

Publicidad
Publicidad

No por que el lábaro patrio haya pasado por algunos problemillas al ser izado en pleno aniversario hasta mostrar todo su esplendor al revés se puede interpretar como una representación simbólica del estado que guarda la patria.

No es que todo esté chueco solo porque durante el sexenio se rompieron los récords de inseguridad, matazones y pobreza impuestos por el calderonismo (aunque Margarita Zavala, atrapada en la etapa de la negación mil años después, diga que no existe un solo dato que diga que durante el gobierno de su maridito se haya desatado una violencia sin fin desde que declaró la narcoguerra), antes al contrario, pues está científicamente comprobado —aunque todavía falta esperar el tamiz de la realidad— que las reformas estructureichons del licenciado Peña nos tienen al borde de ser admitidos en el Club VIP de los países desarrollados.

Seguramente estas interpretaciones malsanas y apocalípticas provienen de este irracional enojo social que no sabe valorar las maravillas de la presente administración. Digo, las triangulaciones en Sedatu y Sedesol, donde por supuesto no participaron nunca ni Chayito Robles ni el Dotor Mit, pues a cualquiera le pueden pasar por la nariz algunos miles de millones de pesos en dudosos esquemas financieros basados en empresas fantasma, sin duda aprendidos de tanto ver El lobo de Wall Street.

Bueno, ya alguna vez la bandera tricolor apareció desgarrada por toda la injusticia del mal humor social y no pasó nada. Salvo una turba salvaje de memes protagonizados por don Enrique Peña Nieto, solo comparables con las injustas burlas que recibió en redes don Jelipillo Calderón al regresar a dar clases al ITAM, donde aparecía dando lecciones de crudas y chupes. Malvados. Caricaturizaron su único lado humano.

Si sobre alguien deberían caer las críticas, y no solo por su filmografía, es Eugenio Derbez por encabezar una campaña para que la osa polar del zoológico de Morelia sea trasladada a Inglaterra, luego de haber vivido toda su vida ahí en perfecta adaptación.

Mal que este personaje utilice su notoriedad para poner en juego la vida de Yupik por un arrebato seudoecologista, como sacado de una sesión espiritista en el Partido Verde. Quizá al seudoactor se le olvidó lo que le pasó a Keiko. A lo mejor cree que si el oso sobrevivió a NodoyGodoyuna, al gollum de Morelia, Fausto Vallejo, al virrey del Castillos, Los Zetas y ahora a Chiflano Aureoles, podrá sobrevivir a un traslado mortal.

#YupikSeQueda.

jairo.calixto@milenio.com

www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.