• Regístrate
Estás leyendo: Por un aeropuerto ‘chido guan’
Comparte esta noticia
Domingo , 17.02.2019 / 12:37 Hoy

Política cero

Por un aeropuerto ‘chido guan’

Jairo Calixto Albarrán

Publicidad
Publicidad

Si me dieran un dólar cada vez que un funcionario o un alto ejecutivo pedorro, como el señor Patiño (encargado del nuevo aeropuerto), sale a dar en conferencia de prensa contundente e inobjetable donde explique que la institución que atinadamente dirige es a prueba de fuego y corruptelas, en este momento ya tendría mi propio aeropuerto.

Eso sí, me encanta el optimismo del hombre, que nunca ha visto las cosas al revés, que ha hecho bien las cuentas y que cree, como muchos en el gobierno federal —mejor informados que uno, triste mortal—, que en realidad vivimos en Suiza, como cualquiera podría comprobar. Mientras uno se angustia, por ejemplo, con las matazones que salpican alegremente el mapa de la patria, estos personajes lo ven a la manera de casos atípicos que de ninguna manera ensombrecen los logros de las reformas estruchtureichons.

Mientras uno se preocupa porque desaparecen unos estudiantes de cine (al rato les van a echar la culpa de que eran sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación, pues ya vimos cómo Aristóteles Sandoval tiene hartas ganas de imitar a Yunes) o porque la PGR exonera y luego averigua con los ex funcionarios de Chesarito Duarte y Javidú, que las ganan de todas todas, a ellos lo que les importa es lo verdaderamente importante: que el Nuevo Aeropuerto se construya cual si fuera la base de Los guardianes de la galaxia, pieza angular de un futuro maravilloso que nos aguarda una vez que las pistas de aterrizaje y despeje sean puestas a producir felicidad, riqueza, amor y prosperidad sin igual.

En ese sentido sería urgente y obligatorio que el señor Patiño nos pasara la receta del blindaje moral del NAIM para aplicarlo a otras instituciones con menos blindaje anticorrupción, como los gobiernos estatales, Sedesol y Sedatu, el Issste y tantas más donde lo usual es que de manera típicamente atípica, se despachen con la cuchara grande. Y es que según el muchacho no hay razones para no creerle (sobre todo porque tiene a su lado al Socavón Boy, Ruiz Esparza, lo cual da una gran confianza), pues las finanzas de esta obra superior son más transparentes que los vestidos de las Kardashian. Más confiable que Facebook, a la página del NAIM nunca podrían saquearla los de Cambridge Analytica, menos un góber precioso.

De veras que dice las cosas con tanto sentimiento y morigeración (por eso advirtió de que en caso de que se cancele el proyecto caerían sobre México hasta la maldición de Tutankamón), con el espíritu de quien vende tiempos compartidos en el mar de la tranquilidad que están en la luna, que hasta dan ganas de creerle al señor Patiño, cuyos bisnes se ve a leguas que no son de niño.

Es más, ya me convenció; propongo que cambien a la Virgencita de Guadalupe al nuevo aeropuerto porque tiene, sin duda, vocación de santuario.

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.