• Regístrate
Estás leyendo: Para mamón, mamón y medio
Comparte esta noticia
Martes , 19.03.2019 / 16:11 Hoy

Política cero

Para mamón, mamón y medio

Jairo Calixto Albarrán

Publicidad
Publicidad

Recuerdo vivamente cuando en una de las intrincadas curvas del Autódromo Hermanos Rodríguez, el legendario Ayrton Senna Da Silva se dio de topes cuando su poderoso bólido Fórmula 1 dejó de funcionar como un chimeco sin gasolina. Aquel héroe al volante se bajó de la nave como cualquier mirrey encabronado y exigió a gritos y aspavientos que le ayudaran a empujar aquel artefacto. Desde el graderío vimos cómo aventó el casco, se puso más loco que Lucerito y antes de la era de Twitter fue el #GentlemandelAutódromo. Ahí aprendí, gracias a esa lección indispensable, cómo y cuándo se aplica aquella máxima mexicana de que para mamón, mamón y medio, pues los jueces se negaron terminantemente —por norma y pundonor— a servirle de esclavos al berrinchudo brasileño.

Esa es lógica que está imponiendo en su narrativa de tintes nada kafkianos el gobierno federal que, justamente harto de que me lo estén presionando las fuerzas vivas de la chairocidad, ya le salió bravo y le exigió a los especialistas independientes de la CIDH que se quedaran hasta abril para el tercer chequeo del basurero de Cocula. Pobres, a cosechar todo lo que ahí se ha sembrado.

Y luego, en la onda procrastinadora de la Tremenda Corte que, al ver que me la estaban sometiendo a un bullying muy altanero los que quieren que la mota sea agregada en la canasta básica del derecho a decidir, pues mejor pospusieron la discusión en abono del suspense. A lo mejor esperan a que saquen para andar iguales o a que los enemigos de la regañona se apertrechen con mejores argumentos que los del Bronco y los de Mondragón y Kalb, que ya debe estar organizando su cadena de oraciones por Facebook para impedir que la patria cante como Peter Tosh, "Legalize It", porque hasta quita la trombosis y la tuberculosis combate.

La mejor reflexión en contra de la mística yerbosa que desde tiempos inmemoriales se untan las abuelitas para atacar las reumas y hoy utiliza la niña Grace para menguar los embates de la epilepsia, es la del subsecretario Escobar, que no quiere que el Chapo se convierta en empresario.

Por eso seguramente, porque casi ni era empresario, la PGR anuncia con ímpetu acompañado de himnos y fanfarrias que "Le arrebataremos sus bienes al Chapo".

Ese es el espíritu. Como el del Vaticano, que ya perdonó al padrote Maciel de todos sus pecados (solo le faltó tener sexo con botargas y si con nosotros estuviera ya se habría ido a vivir a Durango, donde despenalizaron el adulterio), al fin que su afición por la estimulación temprana no era inicua sino inocua.

Para mamón...


jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.