• Regístrate
Estás leyendo: Javidú ‘homecoming’
Comparte esta noticia
Viernes , 22.03.2019 / 23:46 Hoy

Política cero

Javidú ‘homecoming’

Jairo Calixto Albarrán

Publicidad
Publicidad

Y aunque debido a su mal estado, que al final lo llevó a ser chocado y chocante, Javidú Duarte ya nos fue devuelto con bombos y platillos al estilo de Spiderman: homecoming. Supongo que gracias al notable arsenal de caras memeables y discursos de niveles foxianos, el veracruzano rubicundo y panzón, barbudo y con actitud de toro loco, fue repatriado en avión particular, lejos del linchamiento al que seguramente sería sometido si lo hubieran mandado por clase turista desde Guatemala, como si fuera Maluma en gira promocional, aunque debemos reconocer que comparten el mismo lirismo e igual sentido de la rima y el verso alejandrino pero cochino.

Muchos hubieran querido que nos lo regresaran trepado en La Bestia, que pasara la terapia del doctor Mireles, que agarraran la ruta de los huachicoleros y de la cosecha de socavones que nunca se acaba, para luego ser recibido por ese gran humanista llamado Gerardo Ruiz Esparza, que es un Javidú con características diferentes, al ritmo de “vamos a apoyar a las familias de las víctimas, por el mal rato que pasaron”. Afortunadamente no fue así, y al ex góber petocho se le dio trato de embajador plenipotenciario, para que después de un tiempo le pase lo mismo que a Raúl Salinas.

Lo bueno de que Javidú ande acá en la patria (¿no fue hermoso que al llegar al Reclusorio Norte al muchachacho chicho del atraco gacho lo recibieran con un suculento plato de cochinita pibil, en un acto propiciatorio del canibalismo que viene?) es que puede poner una lavandería y enseñar a los aspirantes a ser como él, a hacer las cosas como es debido. Ahí tienen el caso de uno que anda muy calladito, muy tamañito, Freddy del Mazo, al que se le olvidó un pequeño detalle en su 3de3, al ponerle a su casa de Las Lomas un precio de cinco millones de pesos, cuando en realidad tiene un costo, según consta en documentos, de 31 mdp. O sea, cinco millones en Las Lomas... ni el cuarto de tiliches.

Pero bueno, recordemos que viven en su mundo de caramelo como los del INE, que a través de su tatanka, Lorenzo Córdova, dejó claro que la presencia en el pleno del presidente del PRI, el rey del humorismo pando, Ochoa Reza, no fue para presionar sino, en todo caso, para afinar criterios.

El que sí es un maestro y merece que un socavón lleve su nombre es Emilio Gamboa Patrón que, tras largos meses de hacerse pato con lo del nombramiento del fiscal anticorrupción (la fiscalía nació acéfala), ahora que regresó de sus vacaciones, digo, de su gira de trabajo por España, hace un llamado urgente para que se abra un periodo extraordinario y se resuelva ese entuerto. Se ve que quiere darle el hueso a Javidú una vez que salga libre de polvo y paja, como pasó con Moreira y seguramente pasará con #LordSocavón, Ruiz Esparza.

Parece que la maquinita purificadora es más eficiente en el PRI que en Morena.

jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.