• Regístrate
Estás leyendo: Chantajes sentimentales funcionan y muy bien
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 18:11 Hoy

Política cero

Chantajes sentimentales funcionan y muy bien

Jairo Calixto Albarrán

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

El otro día vi a Fox pasar haciendo berrinche por el bulevar, alegando que su rancho prácticamente había sido tomado por fuerzas bolcheviques, maduristas-comunistas, y que por lo tanto exigía al ciudadano presidente que lo protegiera o que lo hacía responsable de cualquier cosa que le pudiera pasar a él o a su familia. Bueno, un melodrama ranchero que supera los de Itatí Cantoral.

Por supuesto se desató el debate agrio: debería o no Amlove atender los lamentos borincanos de un personaje al que se imagina mandando tuits imitando al Tata. Por un lado los que decían que cómo se iba a desamparar a un estadista de la talla de Fox; por el otro aquellos que pedían que el señor se pagara con sus propios recursos su propia protección, tomando en cuenta, además, que se la pasa chingue y jode a la 4t.

El Presidente decidió dar cachetada con guante y apoyar don Vicente, no sin antes anunciar que también estaba apoyando a Calderón (otro que no cesa de de señalar con índice de fuego hacia Palacio Nacional cada 10 minutos, a riesgo de parecer obsesivo) porque se lo pidió en una carta muy sentida y triste, temiendo por su vida por todo lo que pasó durante su sexenio, que fue pura alegría y cordialidad. A lo mejor teme que, entre muchos otros, los fantasmas de los niños de la Guardería ABC le jalen las patas en la noche.

Ya después nos enteramos que lo ocurrido en el rancho San Cristóbal fue una confusión como de película de Viruta y Capulina, que no tenía nada que ver con la amenaza rimbombante que con tanta morigeración había anunciado el marido de Martita.

¿A quién se le habrá ocurrido este capítulo de La rosa de Guadalupe? ¿Por qué me lo balconearon tan gachamente como cuando mi comandante Fidel Castro le contrarreplicó el “Comes y te vas”?

Al rato don Chente dirá que gracias a él renunció la secretaria de Seguridad de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, quien luego de separar familias de migrantes y tratarlos peor que el sheriff Arpaio, ya no pudo seguir las exigencias de su jefe que me imagino quería que se convirtiera en Ramsay Bolton, villanazo de Juego de tronos, y los desollara vivos.

Los chantajes sentimentales funcionan y funcionan muy bien.

jairo.calixto@milenio.com
@jairocalixto

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.