• Regístrate
Estás leyendo: Campañas, sin chispa y alejadas de la ciudadanía
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 01:49 Hoy

Desde el biopoder

Campañas, sin chispa y alejadas de la ciudadanía

Jaime Zambrano

Publicidad
Publicidad

Las campañas de los tres candidatos al gobierno del estado, Miguel Barbosa, abanderado de Morena, PT y PVEM; de Enrique Cárdenas, candidato común del PAN, PRD y MC; y de Alberto Jiménez, abanderado del PRI, iniciaron sin llamar la atención de la mayoría de la población, sin chispa y alejadas de la ciudadanía.

El arranque de las tres campañas no presentó nada espectacular. Jiménez Merino tuvo un acompañante que no perdió la oportunidad para explicar las razones de su regreso a los actos públicos, Mario Marín Torres, ex gobernador de Puebla.

Marín Torres, conocido como el “gober precioso” tras el escándalo que se generó a partir del 14 de febrero de 2006, luego de que se dio a conocer la grabación telefónica en la que habla con el empresario, Kamel Nacif. Nacif, aseguró que las acusaciones de Lydia Cacho, quien lo ligó con brindar protección a Jean Succar Kuri, empresario cancunense preso por cargos de pederastia, ya son un tema juzgado.

Marín explicó que su apoyo es moral hacia Jiménez Merino, aunque en la realidad, se dé toda la estructura que construyó siendo gobernador y que tiene sus principales bases en comunidades del interior del estado y de la periferia de la ciudad.

Cárdenas, inició campaña en el zócalo, sin la compañía de los dirigentes nacionales, presentándose como un hombre honesto y con 37 años de trabajo.

En tanto, Luis Miguel Barbosa, quien compite por segunda ocasión por el gobierno de Puebla, ofreció integrar un gabinete conformado por 50 por ciento de hombres y 50 por ciento de mujeres, y prometió crear la Secretaría de Igualdad Sustantiva y el rediseño de la Constitución del Estado de Puebla.

Ante arranques que no despertaron la atención de la ciudadanía que está cansada de campañas políticas y de la falta de respuesta a problemas como inseguridad y pobreza, las elecciones del próximo 2 de junio en Puebla se decidirán por el trabajo que realicen las estructuras de los partidos.

Morena ya comenzó a recurrir a su estructura conformada por ex priistas para movilizar a la población; mientras que el PRI busca aceitar el aparato que quedó dañado tras los comicios de 2010 en los que se vio superado por el ex gobernador, Rafael Moreno Valle; y el PAN y el PRD están buscando su recomposición con Enrique Cárdenas.

jaime.zambrano@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.