• Regístrate
Estás leyendo: No hay mal que dure cien años…
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 22:39 Hoy

Cambio y Fuera

No hay mal que dure cien años…

Jaime Marín

Publicidad
Publicidad

El “partidazo” se prepara para festejar el próximo 04 de marzo 90 años de transas. En sus primeros 72 fue un partido hegemónico que impuso una presidencia cuasi imperial con una apabullante concentración de poder. No tuvo adversarios que le disputaran la “silla”. Durante siete décadas el PRI perdió la oportunidad de hacer de México una potencia mundial, tenemos extraordinarios recursos naturales, incluido petróleo; pero… los presidentes que tuvieron la responsabilidad de ubicar a México en el primer mundo, prefirieron jalar agua para su molino en lugar de cumplir con su compromiso de gobernar honesta, transparente y éticamente,

Bastantes “mandatarios” y sus allegados, incluidos familiares (nepotismo) y cuates (amiguismo y compadrazgo) se convirtieron en multimillonarios. Abusaron del poder para esquilmar a México. Parásitos a expensas del patrimonio de los mexicanos. Durante 72 años solo hubo tres honrosas excepciones: Lázaro Cárdenas, Ruiz Cortines y López Mateos.

Después de siete décadas de saqueos “oficiales”, los mexicanos, hastiados de gobiernos corruptos, supusimos que con la alternancia en la presidencia las condiciones políticas y económicas mejorarían, No fue así, los dos desgobiernos panistas con Fox y Calderón al frente, fueron una burda calca de los gobiernos priistas. Amarga decepción.

Debido a su ineptitud, el espurio Calderón puso en charola de plata el regreso del PRI al poder. Con Peña en Los Pinos, el PRI retornó con renovadas energías para continuar saqueando lo que dejaron de saquear durante los 12 años panistas.

De Peña que puedo decirte que no sepas estimado lector. Ha sido el “presidente” más frívolo, deshonesto y saqueador en la historia de México. Él y algunos miembros de su gabinete, incluidos sus gobernadores priistas, en seis años, en contubernio con empresarios deshonestos saquearon a más no poder.

En vísperas del 90 aniversario de este club de malandrines, pretenden renovar su dirigencia. La disputa es entre Ivonne Ortega, Alejandro Moreno y José Narro. Sorprende que Narro participe en este embrollo, él es un médico y académico respetado –exrector de la UNAM-- tal vez por ser médico lo postulan con la idea de que saque al partidazo de su estado comatoso. Sin embargo las posibilidades de revivirlo son vanas, no lo salvan ni con chochos. Está un paso de la tumba. Solo es cuestión de tiempo para que lo declaren oficialmente muerto.

No hay mal que dure cien años, ni país que los aguante.



Colofón

El PRI llega herido de muerte a su 90 aniversario, Requiere urgentemente de una ambulancia equipada con aparatos de terapia intensiva y doctores prestos para atenderlo, Además de un cura y un ataúd, por aquello de una muerte súbita.

Algunos priistas ilusos dicen que la esperanza muere al último. Suponen que pueden sacar del agujero a su decadente partidazo, no obstante su bien ganada fama de corrupto. ¿A que le tiras cuando sueñas PRIsciliano?


jaimemarinsr@jmarin.com





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.