• Regístrate
Estás leyendo: Ojos que no ven, huachicol que no ocurre
Comparte esta noticia
Sábado , 23.02.2019 / 03:18 Hoy

Espíritu empresarial

Ojos que no ven, huachicol que no ocurre

Israel Moreno

Publicidad
Publicidad

En las últimas semanas hemos sido testigos de toda la investigación referente al sistema de distribución ilegal de combustible que por décadas se había estado robando a costa de todos los mexicanos, mostrando así, la corrupción en todas sus colosales dimensiones.
Desde el punto de vista administrativo, refleja falta de decisión para corregir esas fallas evidentes por parte de la empresa que manda dicho recurso; se muestra la filtración de la información del mismo personal respecto al lugar preciso por donde pasan dichos ductos; se observa además la nula dificultad de adquirir, por parte de gasolineras, ése tipo de combustible sin factura o papeles, y que es la que nos venden a los consumidores, entre otras evidentes atrocidades legales, sociales, comerciales y éticas.
¿Desde cuándo hemos sido víctimas de estos actos?, ¿por qué no se había hecho algo antes?, ¿qué se debe hacer para resolver ese “problemón”?
Independientemente de la escasez de gasolina, de los problemas empresariales a causa de éste recurso, del accidente en Hidalgo que causó muchas muertes y de las causas económico/políticas que genera, ¿cómo puedo hacerle yo, simple ciudadano, para ayudar en la solución?
Difícil de aplicarlo: no ser gasolinodependientes, pues aunque gran parte de la economía depende del combustible, es hora de ver otras opciones de recurso para la industria, el transporte y la producción de energía. No formar parte de la cultura de saqueo, pues gran parte del accidente, fue debido a esa práctica común e inadecuada.
Este tópico, tiene muchas aristas, pero desde el punto de vista administrativo, la empresa debe hacer frente a este delito, apoyarse en la ley y aplicar sus auditorías para determinar culpables. Si no se hace, seguirá el “problemota”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.