• Regístrate
Estás leyendo: ‘¡Que no nos cache tu madre!’
Comparte esta noticia
Viernes , 19.04.2019 / 03:49 Hoy

Tras bambalinas

‘¡Que no nos cache tu madre!’

Hugo Hernández

Publicidad
Publicidad

En esta esquina… Ricardo Díaz. Cuando apenas tenía 18 años de edad recibió su primer premio como autor y compositor de un musical. Se trató de El jorobado de Nuestra señora de París, que sin duda fue una gran puerta de entrada al mundo del teatro, en el que se ha mantenido desde entonces.

Y en esta otra… Abel Fernando. Tiene más de 30 años de trayectoria en teatro y televisión, en los que ha brillado como actor, cantante y bailarín. Se recuerdan sus trabajos en los musicales Los miserables, Rent y Si nos dejan, y en programas como La taxista y Vuélveme a querer, entre otros. Hoy, uno y otro suman sus esfuerzos para llevar a escena la divertida comedia ¡Que no nos cache tu madre!, que hace una muy exitosa temporada los sábados en el Foro Cultural Coyoacanense. Se trata de una comedia de enredos en la que una joven y guapa mujer (Fran Meric) recibe la visita de su madre (Karina Luna), quien la presiona para que se case; ante la visita inesperada de la madre y su insistencia en verla comprometida, ella se inventa un romance, que desatará una serie de equívocos y situaciones hilarantes que el público festeja en grande.

No hay más intención que divertir al público y el objetivo se cumple al 200 por ciento; las risas son una tras otra y el aplauso no deja duda de que el espectáculo gustó. Ricardo cumple una triple función: autor, director y productor; mientras que Abel además de producir protagoniza el montaje. El trabajo de ambos muestra su amor por el teatro y la actitud que deben tener los creativos y actores teatrales ante la crisis que vivimos: revisar sus talentos, sacarles provecho y generar sus propias fuentes de empleo.

@HugoHernandez

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.