• Regístrate
Estás leyendo: ‘Invasión espacios mórbidos’
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 23:32 Hoy

Tras bambalinas

‘Invasión espacios mórbidos’

Hugo Hernández

Publicidad
Publicidad

Mórbido, según la Real Academia de la Lengua, es aquello “que padece enfermedad o la ocasiona” o un calificativo que alude a algo “blando, delicado, suave”. Esta acotación obedece a que por más que pienso no aterrizo el por qué del nombre del proyecto teatral Invasión espacios mórbidos.

Se trata, explican los organizadores, de “un proyecto que convoca a artistas con diversas propuestas teatrales a invadir escénicamente espacios que usualmente no están destinados para la actividad teatral: hoteles, clubes, nocturnos, antros, iglesias, asilos, centros de rehabilitación, oficinas de gobierno, etcétera”.

¿Será que esa invasión de espacios se realiza en forma suave, que cae sobre blandito, o que esos espacios se contagian de teatro?

En fin, más allá del nombre que en algún momento habré de investigar, se trata de una propuesta muy interesante que tiene como primera sede el Hostal Regina, en la esquina de 5 de febrero y Regina, en el Centro.

La programación está integrada por 38 proyectos de pequeño formato, seleccionados de entre 63 propuestas recibidas.

Acudí el miércoles pasado picado por la curiosidad de conocer el proyecto y por ver Nueve historia de infidelidad, dirigidas por Omar Medina, de quien conozco diferentes trabajos y siempre me ha sorprendido su creatividad, talento y compromiso. Esta vez, no fue la excepción.

Si bien esta propuesta puede tener algunos puntos de contacto con los tan de moda Microteatro y Teatro en corto, aquí no se sufre, al menos en la obra que vi, el amontonamiento de un espacio reducido, ni una anécdota apenas esbozada. Por ejemplo, Nueve historias de infidelidad, escrita por Alberto Castillo, sucede en un amplio salón en medio del cual hay una cama que es el escenario en el que transcurren nueve viñetas que ilustran los varios rostros de un asunto que es mucho más común de lo que se cree: la infidelidad.

Muy bien resuelto por Omar este montaje que divierte, cuestiona y permite a los actores lucirse, pues muestra una gama de personajes que los obliga a saltar de un papel a otro en segundos. Ellos son Fernando Villa y Gabriela Orsen, quien además es la impulsora principal de este proyecto. Muy buen sabor de boca me dejó esta primera vista a Invasión espacios mórbidos, ya se me antoja ir a ver otras obras. Se puede consultar la cartelera en www.invasionespaciosmorbidos.com.

hugohernandez@mejorteatro.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.