• Regístrate
Estás leyendo: 'Duele'
Comparte esta noticia
Sábado , 23.03.2019 / 19:20 Hoy

Tras bambalinas

'Duele'

Hugo Hernández

Publicidad
Publicidad

Si mal no recuerdo, conocí a Ludwika Paleta en la obra Pop corn. Bueno, como todo México ya la había visto antes en la televisión, en aquellas hoy recordadas telenovelas Carrusel y Mi abuelo y yo; sin embargo, la descubrí como actriz es esa disparatada obra en la que compartía créditos con Cecilia Suárez y Juan Manuel Bernal.

De eso deben haber pasado casi 20 años, y desde entonces la he visto crecer en todos los sentidos: talento, entrega, inquietudes, compromiso, y obviamente belleza y edad.

La prueba, Un dios salvaje, Los monólogos de la vagina, Espejos, Razones para ser bonita. No sé si cortarme las venas o dejármelas largas, Las cuatro estaciones, son algunas de las obras de teatro en las que he admirado y aplaudido su trabajo, como ahora en Duele, un montaje en el que Ludwika se encarga no solo de brillar en el escenario, sino también detrás de él, pues debuta (si mal no recuerdo) también como productora, e incluso se liga a la revisión de la adaptación de este texto escrito por Rajiv Joseph.

Lo he dicho ya en alguna ocasión, aplaudo especialmente su gusto por hacer teatro, y buen teatro, que diga algo, que haga pensar, sentir, que conmueva al público.

Y es que con lo famosa y lo bella que es, bien podría quedarse cómodamente en el lugar de estrella televisiva que ha conquistado, y no arriesgarse permanentemente en el teatro, que siempre es un albur.

Sin embargo, aquí está haciendo seis funciones a la semana, en una obra nada fácil que habla del dolor, de la soledad, la angustia.

Se trata de pequeñas viñetas que cuentan la relación que se establece entre dos personas a lo largo de su vida, conectadas por su extraña propensión a los golpes, al daño físico.

Buen trabajo de Ludwika, en esta ocasión junto a Osvaldo Benavides (productor también), a quien de igual forma vemos frecuentemente en las tablas, no conformándose con su fama televisiva.

Vemos a los personajes transitar desde los 8 hasta los 38 años, con el mínimo de elementos, y con cambios que se producen a la vista de todos los espectadores.

La dirección de Duele, que termina su temporada este próximo domingo es de Diego del Río, quien sigue así su paso ascendente en estos mundos del teatro, y la escenografía del siempre cuidadoso Jorge Ballina.

Silvia Siu e Iker Madrid son los autores e intérpretes de la música que en vivo acompaña a Duele, una puesta nada fácil sobre un tema muy controvertido y actual: el cutting.

hugohernandez@mejorteatro.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.