• Regístrate
Estás leyendo: 'No me ayudes, compadre'
Comparte esta noticia

Tecno empresa

'No me ayudes, compadre'

Hugo González

Publicidad
Publicidad

Claro que tengo opinión sobre el incentivo fiscal a los refresqueros para que le bajen al azúcar en sus productos y que estudia el Senado.

El aquelarre que traen con la posible prórroga al apagón analógico me traía azorrillado. Son dos temas que se complican por la ocurrencia de ciertos legisladores que se venden como muy progre.

Ciertos patriotas y desinteresados legisladores se envuelven en la bandera de tu salud y se quejan del cabildeo de las refresqueras. Claro que del otro lado tienen sus negociadores, solo que no son tan buenos o tal vez su nebulosa y opaca actuación no les da resultados. En todos lados hay cabilderos, no es un delito, pero los mismos legisladores lo han convertido en algo inmoral.

Pero hay uno que casi se sale del clóset porque ya ve venir una crisis. Es que si en el Senado pasa el incentivo a los refresqueros, la desinteresada y filantrópica Fundación Bloomberg les recortará el apoyo.

Me dicen que a través de la cabildera Polythink, que dirige Ricky Arango, anda zopiloteando a algunos perredistas y panistas. Ya sabes quien es, pero él cree que aún no lo hemos visto, es el polifacético y multicolor alumno de la maestra.

Dicen que es muy Tenorio y convence desde verdes, amarillos y hasta morenos quesque para proteger a los más pobres.

Pero como ya te he dicho, el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a los refrescos y comida chatarra fue un timo.

No se redujo la venta de estos productos (checa los resultados de KOF y Arca) pero sí se disparó la recaudación y acuchillaron a los pobres.

Y es que 80.9 por ciento del consumo de refrescos se registra entre los trabajadores que ganan entre 1 y 5 salarios mínimos. Señores legisladores, no nos ayuden, compadres, ya con el apagón tenemos.

Ya que hablamos de nutrición infantil, en Aspen Labs, que dirige Carlos Abelleyra en América Latina sacaron la cartera. Le pusieron 3 millones de pesos al Instituto Nacional de Pediatría para su primera sala en investigación avanzada para nutrición infantil.

Dicha sala, única en Latinoamérica, contará con infraestructura y equipo de última generación. Esto servirá para conocer la composición de masa corporal de recién nacidos y estudiar sus trastornos alimentarios.

Esta millonaria inversión ayudará también a realizar el análisis de tracto intestinal y la prevalencia de la alergia alimentaria en el país.

Con este donativo, Aspen Labs, empresa sudafricana fabricante de fórmulas lácteas y que en México dirige Eduardo Sosa, se pone guapa.


hugo.gonzalez@milenio.com
Twitter: @hugogonzalez1

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.