• Regístrate
Estás leyendo: Aborto
Comparte esta noticia
Lunes , 22.04.2019 / 22:02 Hoy

Columna de Gonzalo Oliveros

Aborto

Gonzalo Oliveros

Publicidad
Publicidad

No, no soy el que debería hablar de este tema: hay miles de mujeres en Jalisco que son las adecuadas para poder abordar decisiones políticas que afectan su bienestar, papel social y trascendencia.

Por ello, no discutiré sobre los porqués debe legalizarse el derecho a decidir hacia las mujeres, sino de los hombres que lo impiden mientras lo celebran.

El Congreso de Nuevo León decidió cambiar su Constitución para proteger la vida desde la fecundación. Curiosamente, los primeros en defender la decisión han sido diputados; hombres que han visto el momento como una posibilidad de escaparate y trampolín a partir del debate.

De hecho, en foros, entrevistas, mesas de análisis y hasta artículos como este, la mayoría de las ocasiones son hombres quienes defienden la decisión de obstaculizar la voluntad femenina de decidir sobre su cuerpo.

Se insiste en que la cuestión de género no jugaría en estas condiciones pero -seamos honestos- es mentira.

México es un país alarmantemente machista en donde el disfraz de la mejor decisión para la familia oculta un pensamiento de control hacia las mujeres. Por eso el movimiento #MeToo no logró prender con la potencia necesaria y real en nuestro país, no hay las condiciones para ello.

Por ello se deben crear “concesiones” a actos irregulares por parte de los hombres. ¿Te sientes insegura en el transporte público capitalino -siete de cada diez mujeres-? Fácil: te daré vagones exclusivos en lugar de castigar al hostigador y perseguir conductas agresivas. Por ello, si se filtra un pack masculino es impresionante y, en el caso femenino, es una muestra de putería que le debe ocasionar el abandono de su esposo. Por ello, el discurso feminista debe ser cuestionado hasta encontrar incongruencias que lo desacrediten.

Por ello, aun en necesario que un día como hoy no sea una celebración sino un recordatorio de nuestro retroceso, nuestra negación, nuestra hipocresía.

Hoy habrá marchas de mujeres en muchas ciudades del país. Sería un gran avance si los hombres comprendieran que el que las mujeres marchen solas no es un gesto de empoderamiento o de soberbia, sino un clamor contra la enorme estupidez que vivimos donde hasta para esto es tema en que sitio debe acompañar el hombre.

goliveros@me.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.