• Regístrate
Estás leyendo: México al filo
Comparte esta noticia
Lunes , 22.04.2019 / 02:21 Hoy

Sobre héroes y hazañas

México al filo

Gilberto Prado Galán

Publicidad
Publicidad

Conocí a Emiliano Gironella Parra en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México. 

De su exposición México al filo se desprendió un libro bífido, híbrido, con imágenes suyas y textos míos. 

En España hay dos refranes afines, esto es, que significan lo mismo o casi lo mismo: “no se moja por nadie” y “sólo barre para su casa”. 

Lo digo porque en el umbral del libro yo escribí, en la otra orilla de la gente que me ha dicho que nunca me comprometo, el siguiente texto: “Ni apología del horror ni mera simbolización de la tragedia. 

Emiliano Gironella Parra, atento a la deplorable realidad por la que México atraviesa, ha elegido como tema central de esta exposición mostrar de manera múltiple y descarnada a los decapitados caídos en la guerra contra el crimen organizado. 

 
Esta forma de observar el mundo de los degollados se inscribe en lo que podríamos llamar “estética del narco” cuyas implicaciones socioculturales comprenden narco-corridos, estilos de vida, mensajes gráficos, rituales a la Santa Muerte, etc. En esta aventura artística se aprecian formas de la crueldad y de la violencia recreadas por la imaginación y el gesto irónico. 

En México al filo hay una voluntad crítica que pone de manifiesto el deterioro de una sociedad enferma, inmersa en el consumo de estupefacientes. 

La obra es, además, una invitación perenne a reflexionar sobre la dolorosa problemática del narcotráfico en el México contemporáneo”. Por lo tanto y sin más: yo sí me mojo, yo no siempre barro para mi casa. Salucita, Emiliano Gironella Parra.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.