• Regístrate
Estás leyendo: Tengo entendido
Comparte esta noticia
Martes , 19.03.2019 / 23:52 Hoy

Uno hasta el fondo

Tengo entendido

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

A Gil le gustan las entrevistas de Adela Micha y vio la conversación con Gabino Cué, todavía gobernador de Oaxaca. El tema central: la violencia y los muertos en Nochixtlán. El alma de Gamés se le fue a los pies y comprendió tantas cosas que no hubiera querido comprender. Después de repetir 10 mil veces la muletilla "este", el gobernador no atinaba a decir nada de nada. Cuando Ricardo Garibay escuchaba más de cuatro "estes" en una plática, le decía a su interlocutor: "No diga 'este', es una muletilla que afea el idioma". Entonces parecía una pedantería, pero era una verdad de a kilo.

Adela Micha le preguntó sobre la violencia y los responsables, Cué le respondió: "este, tengo entendido que los mandos dieron las órdenes". Luego, el gobernador (es un decir) le respondía algo así como "no tengo en este momento un mapa del lugar, tengo entendido que se complicó el operativo". Gil cita de memoria, y qué bueno, porque si citara literalmente, la lectora y el lector recogerían del suelo su mandíbula, sus ojos, sus orejas. Gamés no da crédito y cobranza.

Conclusión: el gobernador Cué tiene los mismos atributos que Gilga para gobernar un estado de la República; es decir, ninguno; nada, conjunto vacío. Eso sí, Gabino Cué miraba de tanto en tanto a la cámara de frente para que se notara la personalidad. Caracho: la orfandad intelectual conlleva un cataclismo moral.

Aserrín aserrán

Quizá la lectora y el lector no saben quién es Rogelio Vargas. Gilga se los dirá sin costo alguno: Rogelio Vargas es el fundador y dirigente de la UTE, Unión de Trabajadores de la Educación. En entrevista con Sanjuana Martínez para su periódico La Jornada, monsieur Vargas ha dado muestras de ser un líder magisterial combativo y de requerir, con urgencia, de un psiquiatra: "para que el gobierno federal imponga su reforma educativa, tendrá que asesinar a los 80 mil maestros de Oaxaca". Caracho, no se ponga nervioso, maestro. A 80 mil personas no las asesinó de golpe y porrazo ni siquiera Ahuízotl, que era un tlatoani muy sanguinario.

La entrevista dejó frío durante varios minutos a Gil. ¿Alguien tiene unas gotas de Rivotril?, a Gamés se le agotaron. Oigan esto, por piedad: "el gobierno federal ha trazado acciones en un plan perverso, criminal, diabólico contra los maestros. Nos han descontado salarios, han metido a la cárcel a 38 compañeros, han estado amenazando de muerte a muchos, es la política del terror. El gobierno aplica desde hace un año una política de terrorismo de Estado que vino a culminar de forma descarada y fascista el 19 de junio en Nochixtlán".

Recapitulemos: perversos, criminales, diabólicos, terroristas. La verdad sea dicha (muletilla patrocinada por Morena y Liópez), a Gamés le parece un poco demasiado. El gobierno deja mucho que desear, pero que se le compare con perversos criminales, ¿no hemos cargado las tintas? Gilga se imagina presentándose en el extranjero: mi país lo gobierna Satanás, con sus cuernos cortos, su trinche y su cola. ¿Terrorismo de Estado? Si alguien tiene unas gotas de Rivotril, no se las guarden a Gamés, por favor, dénselas a Rogelio Vargas, se encuentra sumamente excitado. Con seis gotas, Rogelio por lo menos dormirá unas cuantas horas, el que lea lo que dice comprenderá que Vargas lleva sin dormir dos semanas. A ver Rogelio: a la ru ru, nene, a la ru ru, ya. Eso, cierre los ojitos.

Rogelio Vargas le decía a Sanjuana: "no quisieran, pero tienen que sentarse a dialogar. No confiamos en sus palabras. No podemos confiar en esta clase política criminal, asesina". Aserrín, aserrán, los maderos de Sanjuana, piden huesos y les dan queso, en fon. En serio: ¿estamos muy locos?, a la larga y la corta, los locos cometen locuras.

La lucha por el zócalo

Liópez convocó a una marcha en solidaridad con la CNTE, con los maestros presos. Morena exigiría además la renuncia de "Chong", "él ordenó disparar en Nochixtlán". Liópez quería el Zócalo para culminar en la explanada con un discurso en llamas. Patricia Mercado, secretaria de Gobierno de Ciudad de México, le propuso utilizar las calles de los alrededores, pero Liópez, se negó con cajas destempladas.

A esta misión Liópez mandó a una de sus mejores mujeres Yeidckol Polevnsky (que ni es Yeidckol ni Polevnsky): "No pedimos el Zócalo capitalino para una fiesta de 15 años, sino para un tema de respaldo para la educación del país (...) No estamos pidiendo la plaza para una kermés, sino por un caso de emergencia, están matando, están metiendo a la cárcel a maestros. Es Morena en apoyo y respaldo a la educación del país, es un tema de derechos humanos (...) Nos dijeron que también un grupo va a hacer yoga, yoga lo pueden hacer en otro lugar. Suena ridículo lo que dicen. A mí me insulta la inteligencia".

Gil recordó de nuevo a Garibay. En un vuelo rumbo a Europa, Salvador Reyes Nevares le dijo a Garibay: "Oye, Ricardo, estaba yo pensado". Y Ricardo, de mala leche amistosa, le contestó a Salvador como un rayo: "Nada de jactancias".

Pues bien, cuando Yeidckol afirma "que le insulta la inteligencia", se le podría responder esto: "nada de fantasías, por favor", o bien, que no se puede ofender algo inexistente. ¿O sí?

La máxima de Claude Chabrol espetó en el ático de las frases célebres: La tontería es infinitamente más fascinante que la inteligencia. La inteligencia tiene sus límites, la tontería no.

Gil s'en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.