• Regístrate
Estás leyendo: La Maestra y Juanga viven
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 22:29 Hoy

Uno hasta el fondo

La Maestra y Juanga viven

Gil Gamés

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

La película se llamaría así: “El Regreso de la Maestra Milagrosa”. Santo y Blue Demon combaten en cementerios oscuros a la terrible Maestra y sus pérfidos mentores. Dirán que Gil ve moros con tranchetes, pero durante una gira de trabajo en Puebla, Elba Esther Gordillo lo dijo con claridad meridiana: “Hoy tenemos que ir a la pelea, tenemos que ir al rescate de lo que es nuestro. ¿Y para qué lo vamos a rescatar? Para que en un lapso rápido hagamos las transformaciones y ustedes se pongan en la palestra del lugar que les toca, pero no hay más tiempo”. La palestra del lugar que les toca. Mmmm.

La viejecita enferma que estuvo a punto de morir en el hospital de una cárcel y luego perdió la fuerza y la esperanza en un arresto domiciliario ha recuperado la fuerza y regresa como una deidad maligna de la educación sindical. La lógica de la maestra Gordillo es lo más parecido que hay a un taladro neumático: “nosotros tenemos la conciencia, nosotros tenemos la convicción, nosotros tenemos los ideales, tenemos lo más importante, la voluntad de darles la pelea, y la vamos a ganar porque no hay de otra”. No hay de otra y háganle como quieran. La maestra regresa por lo que ella afirma le pertenece: el Sindicato de Trabajadores de la Educación.

Gil mira muy cerca una colisión, un encontronazo de planetas: el gobierno de la Cuarta Transformación, el Presidente, la CNTE y ahora el SNTE. Esteban Moctezuma pide refuerzos: ¡estamos rodeados! Gamés cavila: los sindicatos han regresado a meterle mano a la educación, a decidir e incidir (dir-dir) en ella. Así son las alianzas, sirven en el presente, pero venden el futuro a precios altísimos.

Derruir la reforma

Gilga no da crédito y cobranza: el eterno retorno del gobierno de la Cuarta Transformación trae en su remolino a la maestra Elba Esther Gordillo. Algunos, como Gil, pensaban que el país se había librado para siempre de la maestra. Con la pena: ha vuelto y desafía como en sus mejores tiempos: “¿La reforma que van a legislar los diputados es mala? No, tiene ineficiencias, tiene deficiencias que en mi opinión Maestros por México debe tomar como bandera (…) Requerimos una abrogación absoluta, no una maldita simulación de esa maldita reforma de Peña Nieto. Nosotros no vamos a aceptar una simulación y que este mismo Congreso determinará el plan de acción que tendrá que seguir y llevar a un plan de acción de manera nacional y unitaria”.

Gamés sabe que los planes de acción siguen a otros planes de acción, tampoco le pidamos peras al plomo, o como se diga. Como decía la extinta madre de Gil: se va a poner bueno el gran lío. Van a ver si no. Falta que el presidente Liópez Obrador dé un manotazo en la mesa, uno de los grandes, denuncie en la mañanera a quienes se oponen al cambio que no es cambio.

Juanga vive

No todo es el toma y daca de la reforma educativa y los sindicatos. En México ha ocurrido un hecho estremecedor. Gil lo leyó en su periódico MILENIO. Joaquín Muñoz, representante de Juan Gabriel, solicitó una audiencia con el presidente Andrés Manuel Liópez Obrador para solicitar que sea testigo de la reaparición del cantante. El Divo de Juárez murió el 28 de agosto de 2016, pero no murió del todo, Juanga acudirá a Palacio Nacional cuando el Presidente así lo decida y le explicará los motivos por los cuales fingió su muerte. Muñoz (no Ledo) afirma: “Yo soy la única persona que está ahora junto a Juan Gabriel, yo soy la única persona que los asiste, nadie puede entrar con él, sólo yo”.

Leticia Ramírez, coordinadora de Atención Ciudadana, recibió la solicitud, pero dijo que no podía darla a conocer porque contiene elementos confidenciales. Wow! Confidenciales. Un rumor muy fuerte se esparce por las redacciones y no pocos reporteros buscan el principio del ovillo: Juan Gabriel, Pedro Infante, Muñoz Rocha y uno de los tres Aburtos que acudieron a Lomas Taurinas se reúnen seguido a jugar dominó, cuando están tristes cantan: “Queridaaaa, no me ha cerrado bien la heridaaa! En fon.

Todo es muy raro, caracho. Como diría Confucio: “Quien volviendo a hacer el camino viejo aprende el nuevo, puede considerarse un maestro”.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.