• Regístrate
Estás leyendo: Hipócritas, tristes, inmundos
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 20:23 Hoy

Uno hasta el fondo

Hipócritas, tristes, inmundos

Gil Gamés

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

Pobre Gamés, abre el clóset y se le aparece Liópez Obrador, apaga la luz y se enciende la figura de Liópez Obrador, le dan la sopa y se forma en el plato el rostro de Liópez Obrador. Por todos lados, a todas horas, en todos los segundos, en todas las visiones, como diría el clásico del Presidente.

Así, repantigado en el mullido sillón del amplísimo estudio, Gil recuperó la nota principal de la conferencia mañanera. El Presidente ha suscrito un documento en el cual se compromete a abandonar la Presidencia al terminar su sexenio. Como en otras ocasiones, Liópez Obrador empezó defendiendo contra viento y marea la revocación de mandato.

El jefe máximo se ha declarado maderista, anjá, y partidario del sufragio efectivo no reelección; se definió como un hombre inspirado en ideales, nunca en la ambición de poder: “Considero que basta con seis años para desterrar la corrupción y la impunidad y convertir a México en una República próspera, democrática, justa y fraterna. No tengo duda en que nos alcanzará el tiempo para consumar entre todos la cuarta transformación pacífica del país”. Justo Fraterno, ¿no es el nombre de un columnista de su periódico ContraRéplica? No, ése se llama Justo Leal, quizá primo en primer grado (pri-pri) de Justo Fraterno.

Así las casas (nadie se acuerda ya del Grupo Higa, razón por la cual esta muletilla ha muerto), el Presidente dijo: “En consecuencia, reafirmo que no soy partidario, no estoy de acuerdo con la reelección y que nunca, bajo ninguna circunstancia intentaría perpetuarme en el cargo que actualmente ostento”. Aigoeei.

Sépanlo

El lenguaje afectado y grandilocuente se convierte siempre en fina cursilería: “Sepan pues, con todo respeto, señores conservadores, que abandonaré la Presidencia, en el día preciso que marca la máxima ley, la ley suprema y que en el año de 2024 me iré allá por Palenque. Pero también les digo con sinceridad y en buena lid que deseo de todo corazón y con toda mi alma que lo logrado hasta entonces sea muy difícil de revertir y que el país no retroceda a los inmundos y tristes tiempos en que dominaba la mafia del poder”. Si esta es la buena lid, cómo estará la mala lid.

Sepan pues, señoras y señores de la cuarta transformación, que después del triunfo de Zaragoza nada nos detendrá. El derecho al respeto ajeno, ¿o cómo era? Comuníqueme con Manuel Doblado (Gil no dará el Taibazo). Manolo, infórmale a Maduro que lo apoyamos en su noble misión que consiste en destruir Venezuela.

Los tiempos inmundos y tristes de la mafia del poder. Inmundicia: gran cantidad de basura y suciedad, indecencia o deshonestidad de una persona o sus acciones. Gil se llevó los dedos pulgar y anular a las sienes (gran gesto de la 4T) y hesitó: ¿Inmundicia el Instituto Nacional Electoral que organizó la elección ciudadana, que contó los votos con los cuales ganó, y de qué forma, Liópez Obrador? ¿Inmundicia la CNDH, el Inegi, el Banxico, la Suprema Corte? ¿Inmundicia la Fepade? La reforma electoral que permitió elecciones competidas, ¿inmundicia?

Esta política de liquidacionismo y adanismo (ismo-ismo) indica que nada de lo que se ha hecho en el pasado sirve; olvídenlo, más bien se trata de destruir todo lo que nos antecede.

Maximato

Ahora mal sin bien: ¿hemos regresado? ¿Se trata de un maximato, de la época de Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio y Abelardo Rodríguez? Si alguien lo sabe no dude en comunicárselo a Gilga, por amor de Dios. Vamos a suponer que el Pueblo con mayúscula le pide a Liópez Obrador que rompa la boleta del compromiso en el cual renunciaba a la reelección. ¿Qué pasaría? En realidad, el Presidente busca la vida eterna de Morena, medita Gamés.

Todo esto ocurrió cuando el Presidente “decretó” el fin de la época neoliberal, cuando abolió el modelo y su política de pillaje antipopular y entreguista. Mju. “Solo a los tecnócratas se les ocurrió sustituir al Estado por el mercado” (ado-ado). Por lo demás, el Presidente llamó a fortalecer la democracia participativa.

Gil propone que se derruya la casa mexicana completa y se construya otra vez desde sus cimientos. Oh, sí. Gamés va más allá: exhumemos los restos de don Lázaro Cárdenas y que cogobiernen con el presidente Liópez Obrador. Que alce la mano el que esté de acuerdo. Abrumadora mayoría: con el fémur del Tata no se juega.

Todo es muy raro, caracho, como diría Cicerón: “La libertad no consiste en tener un buen amo, sino en no tenerlo”.


Gil s’en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.