• Regístrate
Estás leyendo: Flujo y densidad
Comparte esta noticia
Viernes , 22.02.2019 / 14:44 Hoy

Uno hasta el fondo

Flujo y densidad

Gil Gamés

Publicidad
Publicidad

El frío en la conferencia mañanera del Presidente y su equipo de gobierno hizo estragos en propios y extraños. Un periodista le pregunta lo siguiente a Rocío Nahle, secretaria de Energía: “Si me permite la secretaria Nahle otra pregunta. Es una pregunta basada en Newton. Dicen que tardó en dejar de salir combustible por un efecto gravitatorio. ¿Cómo se habría dado entonces el efecto gravitatorio?”.

Aterido por el frío, Gil quedó paralizado y desconcertado (ado-ado): ¿cómo se da el efecto gravitatorio? Si pensamos que se trata de una pregunta basada en Newton, necesariamente debemos pensar en una manzana. La manzana clásica que cae del árbol. Recuerden que las manzanas caen de árboles ancestrales por el efecto gravitatorio. Se dice fácil. Y ¡pas! Allá va a dar el fruto de la gravedad.

La secretaria Nahle caminó rumbo al micrófono como quien camina al cadalso. El Presidente la miraba. Ella respondió así: “A ver. Es una cuestión técnica. El ducto estaba lleno y estaba presionado. Y cuando está presionado y tiene producto, incluso el cálculo es hasta de la densidad del propio producto, se ve con la fuente, o lo que sale, cómo estaba la presión. Estaba muy presionado, estaba lleno el ducto y es el flujo con la densidad, o sea”.

Gilga siempre lo ha sabido: el flujo con la densidad, chato, se presiona así como si fuera producto resulta presionado, chato, y luego los ductos que se dejan presionar por la fuente, un asunto eminentemente técnico, chato, ahí está el detalle. Gil caminó sobre la duela de cedro blanco con paso cansino, como si hubiera celebrado su cumpleaños 107 de existencia.

Taibo

Gamés lo leyó en su periódico MILENIO. Paco Ignacio Taibo II, virtual director del Fondo de Cultura Económica, dio una charla vía streaming. Explicó la fusión del FCE, la Dirección General de Publicaciones y las librerías Educal. Bien y bonito: “ni censuras ni exclusiones. Los gustos editoriales de este nuevo fondo van a estar marcados por mis locuras y las locuras del equipo que llega”. Pas mal. Sobre advertencia no hay engaño.

Taibo le ha contado a la prensa que lanzará la colección Vientos del Pueblo, libros de entre 12 y 48 páginas, ilustrados, con grapa. Gamés considera que serán libros muy breves, más bien cómics. No se conocen aún los títulos de estos brevísimos libros para el pueblo. Se le queman las habas a Gilga por conocer algunos. Quizá sean resúmenes de obras mayores, lo cual no estaría nada mal. “Esta es la historia de un wey que llegó a un pueblo donde todos estaban bien muertotes y se murmuraban cosas incomprensibles, había mucho terregal y mucho rencor y cosas así. Por cierto, había mucho mamón en el pueblo”.

Taibo: “En 48 horas hemos logrado hacer un rediseño del programa editorial para el primer mes, ya creo que es una victoria. Hoy hice tres contrataciones telefónicas de libros que me importaba mucho que se vinieran al Fondo, pero hay que formalizarlas, ver contratos”. A Gil lo atormenta la curiosidad: ¡tres contrataciones! ¿Max Weber? ¿Momsen? ¿Auerbach? Dios quiera. En un momento de sinceridad, Taibo dijo esto: “el aparato de Estado mexicano es un monstruo concebido por monstruos para hacer monstruosidades”. No se refiere al Fondo, Paco, ¿o sí?

Sin memoria

Gamés no se retirará a sus habitaciones sin antes poner una pica en flanes (pésimo chiste, sí). Guillermo Pacheco Pulido fue designado por 40 de los 41 legisladores poblanos como gobernador interino de ese estado. Este neogobernador, recuerda Carlos Puig en su columna Duda razonable, fue presidente del Tribunal Supremo de Justicia del estado cuando Lydia Cacho fue ultrajada y torturada por denunciar una red de prostitución, abuso y pedofilia.

Pacheco Pulido presionaba al juez que llevaba el caso de Lydia Cacho para que apresurara un fallo en contra de la periodista. En la cadena de mando de aquella sevicia contra Cacho, Pacheco Pulido fue una pieza central. Ahora, este sujeto ha llegado a la gubernatura. Muy bonito. Otro góber precioso. Desde luego, este señor gobernador obtuvo los votos de Morena. Vamos bien.

Todo es muy raro, caracho, como diría Martin Heidegger: Solo hay mundo donde hay lenguaje.

Gil s’en va

gil.games@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.