• Regístrate
Estás leyendo: La vida, el ruedo y la doble moral
Comparte esta noticia
Martes , 19.03.2019 / 11:46 Hoy

La Mirilla

La vida, el ruedo y la doble moral

Germán Zepeda

Publicidad
Publicidad

En las curules del Congreso del Estado de México la competencia populista está subiendo de tono, virtud que desde luego le quieren copiar al partido dominante porque le ha funcionado o porque esa es la línea de la izquierda.

Primero. La iniciativa que presenta el PRD para hacer legal el aborto antes de las 12 semanas de gestación, matar a un ser humano por decisión de la madre, pues es su cuerpo. Sin polemizar sobre la propuesta puesto que hay varias causales que permiten la realización de un aborto, los amarillos solo buscan hacerse notar pues este tema tiene años de debate y nunca han llegado a algo concreto. Pudieron presentar su propuesta hace varias legislaturas, cuando eran muchos diputados y no en plena separación sentimental con el PAN (sus exaliados electorales), aunque tenga respaldo de Morena.

La respuesta del panismo al presentar la iniciativa que protege la vida, totalmente en contra de la legalización del aborto, se leyó como una bofetada hacia sus exaliados. Es rescatable de esta idea que el bebé pueda ser dado en adopción, algo que ya ha sucedido en suelo mexiquense pero por acuerdos entre particulares. No lo veo descabellado pues como dirían las abuelas, cuando nazca la criatura podría venir el arrepentimiento, el cual no ha surtido efecto en 53 mil 922 madres que se han practicado un aborto por decisión en la Ciudad de México, como lo revela la Secretaría de Salud capitalina. Legalizar ahorraría estas cifras, prohibirlo las mantendría ¿Cómo le harán los diputados para evitarlo entonces?

Segundo. Proteger a los toros, no matarlos porque representan maltrato y el exhorto de diputados del PVEM a las autoridades de Toluca y del Estado de México para cancelar la corrida de toros de este lunes. Corrida que está permitida pues el Código para la Biodiversidad aprobado en el año 2008 excluye de sanción “las charreadas, lidia de toros, novillos o becerros y el adiestramiento de animales de seguridad”. De hecho existe un reglamento de los espectáculos taurinos en la entidad que data del año 1947. En la misma capital no se otorgó en dos ocasiones ese permiso durante la administración priista.

Literal se han visto ‘verdes’ los legisladores del PVEM pues son ellos quienes (de querer) legislarían para prohibir la realización de este tipo de espectáculos, pero no, lo hacen hasta que los empresarios anuncian su espectáculo. Pero también esa doble moral al legalizar la muerte de un ser y por otra proteger la de los toros.

El ruedo está listo en el Congreso y en Toluca. ¿Habrá orejas y rabo? _

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.