• Regístrate
Estás leyendo: Política sin diputados
Comparte esta noticia
Sábado , 23.02.2019 / 10:14 Hoy

Columna de Germán Cardona

Política sin diputados

Germán Cardona

Publicidad
Publicidad

¿Realmente necesitamos diputados para que opere nuestra democracia? Si queremos que nuestra democracia sobreviva la respuesta es un rotundo no. Debemos replantear lo que entendemos por representatividad y efectividad de nuestros gobiernos si queremos que éstos sobrevivan. El mundo de la automatización, de la inteligencia artificial y una mayor complejidad de las necesidades de la población indican que el legislador debe desaparecer, mínimo en su forma tradicional.

Una de las mayores aportaciones de las ciencias políticas son nuevos métodos decisionales, como es el caso del Marco Lógico, el cual involucra la toma de decisiones en donde se conjuga el gobierno, la población y los expertos para buscar maximizar los resultados de las decisiones que se tomen para solucionar los problemas públicos. Nada impide que con estos modelos logremos nuevas formas de configurar nuestra forma de ser. Imagínese un futuro en donde cada iniciativa de ley, o propuesta administrativa ya no tenga que ser enviada al Poder Legislativo; si no que, tras pasar el filtro de expertos, de su colonia, municipio o entidad federativa, y de ciertos cuerpos administrativa; y de controles tecnológicos de gobierno digital se implemente para lograr el bienestar de todos. Esto es realmente lo que podríamos lograr sin el legislador tradicional en un futuro no tan lejano.

Lo único que nos detiene de lograr este futuro es nuestro miedo de romper con la inercia que nos ha llevado a tener representantes inexpertos; y el desinterés generalizado por mejorar la forma de hacer política. Hemos olvidado que la democracia es un experimento social en continua transformación para el beneficio de todos. Hoy contamos con la tecnología para trascender los dogmas tradicionales, y lograr una nueva forma de impulsar la toma de decisiones para abatir la corrupción y mejorar nuestra calidad de vida. Todo depende de si estamos dispuesto a dar el salto a la innovación política, o seguir con el impulso de seguir métodos de toma de decisión deficitarios que en gran parte nos perjudican ante el gran índice de error humano, y que nos restan valor como ciudadanos responsables.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.