• Regístrate
Estás leyendo: La integridad en las instituciones de educación superior
Comparte esta noticia
Sábado , 23.02.2019 / 15:32 Hoy

Nuevos Rumbos

La integridad en las instituciones de educación superior

Gerardo Torres Valdés

Publicidad
Publicidad

Los tiempos actuales no son nada fáciles, vivimos en un mundo donde hay un ensimismamiento individual que priva por sobre todas las cosas, dejando a un lado la colectividad en todas sus vertientes (económica, política y social), por ende es imperativo que como sociedad repensemos lo que hemos estado haciendo mal y qué tipo de soluciones debemos adoptar. 

 
Hace una semana asistí a una ponencia dada por el Dr. Jason Stephens, doctor en Filosofía y especialista en temas de educación, esto en el marco de una serie de conferencias llevadas a cabo por la Universidad La Salle Laguna, miembro de la CIESLAG, el tema de las conferencias fue: 

La integridad en las instituciones de educación superior. El Dr. Stephens hizo un análisis sobre la integridad en nuestros tiempos y la relevancia de la academia en este asunto. 

Anteriormente la universidad era un laboratorio de ideas donde el alumno tenía como principal interés adquirir conocimiento entre sus pares y el de sus maestros, ahora el alumno ve a la universidad solo como un conducto para acabar con sus estudios profesionales, dejando a un lado el acervo cultural y humanístico. 

El modelo económico imperante en el mundo ha creado la idea que el sinónimo de éxito en estos tiempos es tener dinero sin integridad. Líderes políticos y empresariales de hoy han basado su éxito en prácticas poco humanísticas, un ejemplo de ello es el mandatario estadounidense Donald Trump, que mediante un discurso xenófobo ganó la presidencia, asimismo algunos de sus negocios multimillonarios son de dudosa procedencia; lamentablemente la sociedad de hoy ve a esos “líderes” como ejemplo, sin importar que medio utilizaron para llegar a su fin. 

Adicionalmente el Dr. Stephens habló de la ética y la trampa, ambas ligadas intrínsecamente en la naturaleza del ser humano, pero depende de cada uno elegir qué opción tomar, por ello la academia tiene un papel primario en la sociedad pues su función debe ser el de orientar a las personas a tomar las mejores prácticas, incentivado al pensamiento colectivo de ideas. 

Celebro que en nuestra región se lleven estos congresos de gran calado, la academia debe volver a tomar su papel como actor político preponderante, siendo semillero de hombres y mujeres comprometidos con el desarrollo del país.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.