• Regístrate
Estás leyendo: Geopolítica en el siglo XXI
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 11:50 Hoy

Nuevos Rumbos

Geopolítica en el siglo XXI

Gerardo Torres Valdés

Publicidad
Publicidad

A través de los anales de la historia la geopolítica siempre ha estado presente en la cotidianidad del mundo, desde que se erigieron civilizaciones antiguas como la griega y la romana hasta nuestros tiempos en el que Estados Unidos se alza como la primera potencia del orbe. Anteriormente las civilizaciones y naciones que querían sacar un provecho económico, ya sea adquiriendo nuevas materias primas o bien buscando riquezas, o que deseaban aumentar su territorio, lo hacían mediante invasiones a otras naciones. 

Hoy la coyuntura es otra, en un mundo cada vez más interconectado la geopolítica tiene otras imperantes aparte del poder bélico, una de ellas es la economía.

A diferencia de épocas pasadas donde las grandes potencias libraban cruentas batallas entre sí, hoy el poderío militar ha perdido fuerza frente a las cuestiones económicas, un ejemplo de ello es la guerra comercial que priva entre EUA y China; esta situación ha llevado a que ambos países se impongan aranceles el uno al otro. 

De acuerdo a Barry Eichengreen, profesor de Economía y Ciencias Políticas de la Universidad de California, aduce que una guerra comercial comienza cuando un país toma acciones para restringir la entrada de uno o varios productos de importación de otra nación o de un grupo de naciones determinado.

El aplicar barreras arancelarias también se puede ver como una medida política. 

La imposición de aranceles a productos chinos por parte del gobierno de Donald Trump se percibe como una manera de impedir a China convertirse en la primera potencia económica a nivel mundial en próximos años. 

Las relaciones comerciales entre estadounidenses y chinos son de importancia para sus economías, no se puede soslayar que ambas están ligadas entre sí ya que las principales exportaciones de China van dirigidas a EUA y las grandes inversiones de empresas estadounidenses van dirigidas al gigante asiático.

Ciertamente EUA tiene todavía margen para ser, aún, la primera potencia mundial, pero los avances tecnológicos de los chinos aunado a su economía interna, y el poderío bélico de Rusia y sus ánimos expansionistas, pueden cambiar en años ulteriores la conformación de la geopolítica a nivel mundial, pasando de ser un mundo dominado por las decisiones de Occidente a ser un mundo post-occidental en el que las decisiones de Oriente sean los nuevos lineamientos del orden mundial.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.