• Regístrate
Estás leyendo: La mano de Beltrones
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 18:06 Hoy

Capitolio

La mano de Beltrones

Gerardo Hernández

Publicidad
Publicidad

Manlio Fabio Beltrones —uno de los últimos rudos del sistema— recurrió a la disciplina partidaria para resolver las candidaturas en los 12 estados que elegirán gobernador este año. Reunió a los aspirantes en la Ciudad de México y los “convenció” de aceptar la decisión del PRI. Nadie protestó por el regreso del dedazo. Nada de consulta a las bases.

Algunos candidatos resultaron ser los preferidos del gobernador, como el duranguense Esteban Villegas y el chihuahuense Enrique Serrano. No por el desempeño de los mandatarios, sino sus relaciones en el PRI y Los Pinos, lo cual no asegura el éxito electoral de sus delfines. Al contrario, el riesgo de alternancia en Durango y Chihuahua es elevado, por los malos gobiernos, el enfado ciudadano y la fuerza de las oposiciones.

En Quintana Roo, Roberto Borge perdió primero el sentido y después la sucesión. El gobernador cargó los dados por el diputado federal José Luis Toledo, presentado por los medios afines como “el futuro gobernador”, sin ser aún candidato. Marginado del proceso, Carlos Joaquín renunció al PRI y fue postulado por el PAN y el PRD.

El PRI (Beltrones) no se plegó al capricho de Borge, y en lugar de decantarse por Toledo lo hizo por Mauricio Góngora, alcalde de Solidaridad. Con una serie de gobernadores caciquiles y rapaces, Quintana Roo puede conocer la alternancia. Desde su fundación como estado, el 8 de octubre de 1974, solo ha sido gobernado por el PRI.

Beltrones no pudo impedir que militantes de su partido fueran nominados por otras siglas. Cuando tal cosa sucede, las posibilidades de derrota para el PRI son mayores. Los actuales gobernadores de Oaxaca, Puebla y Sinaloa, fueron antes priistas. El año pasado, en Nuevo León, Jaime Rodríguez, “El Bronco”, renunció al PRI, se postuló como independiente y ganó con más de un millón de votos. El repudio a los partidos es creciente.

Las votaciones del 5 de junio en un tercio de los estados marcarán tendencia para las presidenciales de 2018. El año próximo, Coahuila, Estado de México y Nayaritnombrarán gobernador. En el caso local, los aspirantes del PRI, el PAN y la UDC realizan actividades para posicionarse entre el electorado. Por primera vez participarán candidatos independientes. Armando Guadiana es el más visible. Hasta hoy no existe candidato seguro, pero sí la certeza de unas elecciones altamente competidas.

gerardo.espacio4@gmail.com/@espacio4mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.